El seguro para cubrir desastres cayó un 7%

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Sebastián Angulo. Redactor (I)

negocios@elcomercio.com

Los temblores que ocurrieron hace más de un mes en Quito pusieron en alerta a la ciudadanía. Este tipo de acontecimientos hace que la gente se pregunte: ¿qué tan preparados estamos para afrontar desastres naturales? 

Luego de adoptar las medidas para precautelar la vida y salud de las personas, los bienes e infraestructura de casas, empresas y entidades también son protegidos. La opción son los seguros con cobertura para desastres naturales.

Sin embargo, en el país, ante la poca cultura de prevención, los seguros que cubren desastres naturales no tienen una buena respuesta de los clientes.

Luis Cabezas-Klaere, director de la Cámara de Compañías Seguros del Ecuador, sostiene que los principales clientes de estos productos son las empresas. Las familias todavía miran estos productos como un gasto y no como una protección ante estas eventualidades, sostiene.

En el mercado ecuatoriano, existen paquetes de seguros que cubren daños de terremotos, incendios, inundaciones, explosiones, etc. Este tipo de productos son registrados como seguros de incendio y líneas aliadas.

Datos de la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS) señalan que las empresas aseguradoras en el país percibieron, entre enero y junio del 2013, ingresos por USD 65,1 millones por este tipo de productos.

En el mismo período de este año esta cifra se ubicó en USD 61 millones; es decir, existió una reducción del 7%.

Para Cabezas-Klaere, en el país no hay costumbre de asegurar los inmuebles ante posibles catástrofes naturales.
De hecho, la Ley de Propiedad Horizontal dispone que toda edificación tiene que asegurarse. Sin embargo, “muy pocas personas cumplen con esas obligaciones con la ley”, dice el titular de la agremiación.

En el país, los costos de cada seguro varían de acuerdo al costo en el que son avaluados los inmuebles y de los bienes que posea la casa. En el mercado nacional se ofrecen paquetes que van desde los USD 0,80 diarios.

Por ejemplo, en AIG Metropolitana, los seguros cubren daños o pérdidas de bienes o inmuebles afectados a consecuencia de un terremoto, temblor, erupción volcánica, inundación o granizada.
Las pérdidas o daños se indemnizan para que los clientes puedan recuperar sus bienes en el mismo estado que estaban antes de que ocurra el desastre.

Esta compañía ofrece seguros, tanto para empresas de diferentes sectores, bajo una póliza denominada multirriesgo.
Asimismo, esta firma ofrece un seguro para edificios que todavía están en construcción. Así, se reponen gastos en caso de que la edificación sin terminar sufra algún daño.

Otros productos relacionados, que también protegen de daños de desastres naturales, son los seguros de vida, que cubren gastos médicos, en el caso de que las personas sean afectadas por estos sucesos.

En AIG Metropolitana cuentan con unos 10 productos relacionados con desastres naturales, así lo señala Patricia Larrea, gerenta de Seguros de esta compañía.

Seguros Equinoccial ofrece un producto para el hogar que abarca todos aspectos para cubrir incendios, terremotos, explosiones e inundaciones.

A ello se suman otros beneficios adicionales denominados asistencias, para que el producto sea más atractivo. Aunque esto varía de acuerdo a cada seguro, pueden ser seguros de vida, asistencia médica y otros.

En el caso de las empresas, cada una de las firmas arma sus paquetes de acuerdo con los riesgos propios de cada sector en el que opera.

Marcelo Torres, gerente de Mercadeo de Seguros Equinoccial, señala que en el país existe la percepción de que el seguro de hogar es muy costoso, pero señala que el valor es conveniente si se compara con el monto asegurado.

Por ejemplo, explica el ejecutivo, que un seguro de un vehículo en el país cuesta, en promedio, alrededor de USD 600 al año y el seguro de una casa de un valor de unos 150 000 puede costar 360 anuales. “Prácticamente se puede asegurar el patrimonio más importante de una familia por USD 1 diario”, dice Torres.

El ejecutivo sostiene que actualmente en Ecuador la venta de este tipo de seguros representa el 8% del total de todos los ramos. “Todavía este tipo de seguros no tienen una alta penetración en el mercado, el seguro de vehículos sigue siendo el más vendido. Pero poco a poco la gente tiene más conciencia y comienza a contratar más estos paquetes”.

En Liberty Seguros, se ofertan productos para familias , y pequeñas y medianas empresas. Dentro de las opciones para el hogar, la cobertura protege al inmueble y a los bienes de la casas. Mientras que para las pymes se cubre maquinarias, materias primas y otros insumos. Asimismo, las edificaciones están protegidas.

Fernando Carrillo, gerente comercial de la compañía afirma que los seguros de incendios y líneas aliadas crecían a un ritmo del 1% al año, pero comenta que ahora existe una disminución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)