Yady necesita una prótesis para volver a jugar fútbol

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Washington Paspuel  

Un globo con la forma de un balón de fútbol decoraba la habitación del Hospital Universitario de Guayaquil, donde Yady Fernández se recupera. El jueves pasado la joven futbolista colombiana cumplió 22 años.

Fernández permanece en hospitalización desde el 24 de febrero. Ocho días antes fue ingresada a la casa de salud estatal de Santa Elena, luego de sufrir un accidente de tránsito en el que perdió gran parte de su pierna izquierda.

Su historia ha conmovido a sus amigos y a fanáticos del fútbol, que iniciaron una campaña a través de redes sociales para reunir fondos para pagar una prótesis para su pierna. El costo es alto y la familia de la joven no puede costear todos los gastos.

Además, su meta es volver a practicar el deporte que tanto ama en España, en donde reside desde hace 10 años.

Fernández forjó su carrera en el 'soccer' femenino desde los 12 años, cuando ingresó a una escuela formativa en las islas Canarias (España). Pocos años después ya jugaba en el Club Unión Deportiva Achamán, un conjunto de esa localidad española. En su país natal llegó a participar en el preseleccionado femenino, en el 2011.

El jueves, su madre Seleni Bravo compartió una fotografía del cumpleaños de la joven en la cuenta de Facebook de la Selección colombiana de fútbol femenino. La joven sonríe recostada en la cama del hospital con su melena negra recogida en una cola de caballo.

La futbolista vino de vacaciones al Ecuador en febrero. La noche de aquel día se dirigía al balneario de Montañita, en el norte de Santa Elena, acompañada de un primo residente en el país. En el trayecto, un vehículo los embistió.

Su primo, un médico cirujano de 37 años que laboraba en un hospital privado de Guayaquil, falleció en el acto. El choque cercenó la pierna izquierda de la joven, por sobre la articulación de la rodilla.

El conductor del vehículo que los chocó huyó del lugar. Los familiares de Fernández creen saber quien es. Su madre aseguró en su denuncia, presentada en la Fiscalía de Santa Elena, que se trataría de un oficial de la Fuerza Aérea. La Fiscalía mantiene el caso en indagación previa, por ello no han trascendido los pormenores de la investigación.

En el hospital de Santa Elena, donde la futbolista colombiana permaneció por ocho días, fue sometida a dos operaciones: la primera para detener la hemorragia provocada por el desmembramiento de la pierna; y la segunda, una laparoscopia exploratoria. Con esta cirugía los médicos comprobaron que la joven había sufrido además una laceración del hígado.

Su madre y su abuela se encargan de cuidarla en el hospital. Fernández ha preferido no hablar con los medios locales sobre el accidente. Su ánimo, sin embargo, no ha decaído.

El viernes, en una breve entrevista telefónica con el portal colombiano DeportesRCN expresó su optimismo por volver a las canchas. "Ante todo voy a luchar para volver a jugar. El día que esté otra vez en la cancha, mandaré una foto para que vean que pude ir adelante".

Días antes, ella dijo a Caracol Radio de Colombia que ya se ha comunicado con especialistas en rehabilitación para iniciar con el tratamiento tan pronto y como regrese a España.

Las muestras de cariño y solidaridad empezaron a llegar desde que la prensa dio cuenta del accidente automovilístico de Fernández en una vía de Ecuador. Érika Rivera, una de sus compañeras en el Unión Deportiva Achamán escribió en Facebook: "Aquí en España estamos haciendo todo para poder ayudarla. Estamos consternados. Es toda una campeona y un ejemplo".

El 25 de febrero, las selecciones de fútubol femenino de Gran Canaria y Goteborg jugaron un partido benéfico para recaudar fondos para cubrir los gastos de su tratamiento médico y se recuperación.

El fin de semana pasado, Fernández se sometió a una tercera operación en el Hospital Universitario. "Se trata de una limpieza con la moldura de su muñón, que en lo futuro no le cause dolor, y le permita colocarse una prótesis", explicó el cirujano que la intervino, Eduardo Rivas. El médico cree que en las próximas dos semanas podría ser dada de alta.

El jueves último, en medio del sencillo festejo por su cumpleaños, Fernández recibió por 40 minutos la visita de la cónsul de Colombia en Guayaquil, Gloria León. Esa misma tarde recibió una llamada desde Quito del Embajador colombiano. Los diplomáticos se comprometieron en ayudar con el traslado de la joven futbolista hacia Colombia, donde sus familiares esperan que siga el tratamiento psicológico.

La idea es que Fernández vaya a Palmira, donde su familia paterna, a seguir con su rehabilitación, para luego regresar a España a retomar su vida.

"Estoy muy agradecida. He estado viendo el apoyo que me han dado y eso me tiene muy contenta", manifestó la muchacha en una entrevista concedida a RCN Radio.

_En contexto El 16 de febrero pasado, la futbolista colombiana Yady Fernández sufrió un accidente en la vía a Santa Elena. Su primo, un médico de 37 años, falleció en el instante, y ella perdió parte de su pierna izquierda. Hasta ahora ha sido operada en tres ocasiones.

"Ante todo voy a luchar para volver a jugar. El día que esté otra vez en la cancha, mandaré una foto para que vean que pude ir adelante".

Yady Fernández Futbolista colombiana durante una entrevista concedida a RCN Radio de Colombia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)