1 de October de 2012 00:01

Las dos turistas liberadas se recuperan en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A escasos metros del puente sobre el río Cuyabeno está una casa blanca. Una línea ploma y otra azul rodean las paredes de esta Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

La vivienda está vacía y no hay uniformados. Al frente se encuentra el edificio donde funcionan las oficinas del Ministerio del Ambiente (MAE). Este está ubicado junto al río Cuyabeno y en uno de sus pisos trabajan miembros de la Marina del Ecuador.

“Solo vienen dos personas (de la Marina). Creo que es insuficiente y se necesita más personal”, cuenta un hombre que vive en la zona desde hace 25 años. Allí, su esposa sufrió un asalto hace tres meses. Desconocidos ingresaron a su negocio, la amedrentaron y se llevaron el dinero de las ventas.

En ese sector, la inglesa Kathrin Cox, de 23 años, y Fiona Wilde de Australia (32) fueron secuestradas, a las 14:30 del viernes. Según testigos del hecho, tres armados asaltaron a cinco turistas y a ellas las llevaron en otra embarcación.

Las foráneas fueron rescatadas un día después, luego de que las hallaron abandonadas en una finca del sector. “Hemos llegado a Quito con las chicas inglesa y australiana rescatadas por el Grupo de Intervención y Rescate (GIR), el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y las Fuerzas Armadas (FF.AA.), están en buen ánimo y se les dará atención médica”, señaló el ministro del Interior, José Serrano, en Twitter.

El Ministro viajó temprano a la provincia de Sucumbíos en el avión presidencial para recibir a las extranjeras, quienes luego se desplazaron a Quito. Las evaluaron en un hospital de la capital y se encuentran estables de salud.

Escasa vigilancia

[[OBJECT]]

Las personas que viven allí relatan que también hay otros problemas como la escasa vigilancia policial y la incomunicación.

Cuentan que los uniformados llegan en sus patrullas durante la mañana, pero se van en la tarde.

La UPC más cercana se encuentra a 40 minutos de Cuyabeno, en el sector de Tarapoa. Lo mismo ocurre con los soldados de la IV División. El cuartel más próximo está a 40 minutos, en la comunidad Sansahuari, vía a Puerto El Carmen (Putumayo). “Nosotros (Ejército) estamos trabajando por este sector. Hay retenes móviles y permanentes que montan los soldados de la Brigada 55 Putumayo”, manifestó Luis Lara, comandante de la Brigada de Selva 19 Napo, en Orellana.

El punto de embarque turístico se encuentra en el Puente Cuyabeno. Esta es la entrada hacia la Reserva con más de 600 000 hectáreas. Pero los turistas viajan en las canoas sin protección, solo con un motorista y un guía traductor.

A eso se suma que falta comunicación. Solo una persona cuenta con línea telefónica en el sitio donde fue el plagio. “El MAE tiene una radio, pero no sirve”, cuenta.

El hombre levantó por su cuenta la antena telefónica que se encuentra detrás de su casa. Con este medio, este hombre se contactó con los operadores de turismo para informarles del secuestro.

Incluso los soldados que fueron a rescatar a las turistas usaban el teléfono del hombre para contactarse con sus superiores. Esto porque en el puente de Cuyabeno no hay señal celular, ni de Internet.

Luego de que las mujeres extranjeras retornaron a la capital, el ministro Serrano dijo que las investigaciones continúan para localizar a los plagiadores a quienes se los busca por tierra y aire.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)