7 de June de 2010 00:00

En Tulcán se erradica la venta de droga en colegios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Norte

La comercialización y uso de drogas en tres de los colegios más importantes de Tulcán alarmaron a las autoridades locales.

Según la Policía Antinarcóticos, 103 estudiantes compraban cocaína y marihuana a una red de comercio ilegal, supuestamente liderada por dos ecuatorianas. Ambas fueron detenidas y son indagadas por la Fiscalía.Su identidad fue revelada por los estudiantes a la Policía, durante los talleres de prevención que Antinarcóticos desarrolla en varios establecimientos educativos.

“Los tallares se convirtieron en una válvula de escape para contar lo que estaba sucediendo en las aulas y los patios durante los recreos”, dijo José N., un alumno.

El instituto donde estudia aún es sometido a investigaciones para determinar si existen más personas involucradas. Según José N., las ecuatorianas camuflaban los paquetes de droga en los zapatos o dentro de los cosméticos que supuestamente vendían a los estudiantes en la puerta del colegio.

“Una de las aprehendidas registra siete detenciones por delitos comunes y expendio de droga”, refirió Eduardo Correa, jefe de la Unidad Antinarcóticos del Carchi. Ella fue privada de la libertad la noche del 21 de mayo, en el parque central de Tulcán.

Según la Policía, llevaba 25 gramos de marihuana y 2,5 gramos de cocaína en un bolso en forma de canguro. Luego, se dio con la ubicación de la otra ecuatoriana y también de otros dos hombres que eran parte de la red. Otros 2 710 gramos de clorhidrato de cocaína fueron encontrados.

“No deja de sorprendernos la gran cantidad de clientes que tenían en los colegios estas personas”, aseguró Héctor Mejía, jefe del comando de Policía N° 10 Carchi. “Es difícil, pero hay que reconocer que esto se salió de control. Los estudiantes necesitan ayuda, apoyo y comprensión”.

La mayoría de los secundarios que fueron identificados como consumidores pertenecen a uno de los colegios más prestigiosos de la provincia.

Esta situación obligó a las autoridades de Educación, Salud, Policía, Fiscalía, Gobernación, Intendencia y otros, a reunirse para hablar de acciones a corto y largo plazo. El psicólogo Juan Carlos Pilacuán recomendó a los centros estudiantiles la creación de programas de apoyo que permitan motivar a los jóvenes el deseo de rehabilitarse. “La terapia grupal es efectiva para afrontar este problema social. Por ejemplo, los lunes a las 16:00 tenemos terapias en el hospital G. Dávila para muchachos involucrados en pandillas”, señaló Pilacuán.

Ruth Velasco, directora provincial de Salud, pidió que el listado de los 103 estudiantes inmersos en el consumo de drogas se mantenga en secreto. Añadió que “nuestra ciudad es pequeña y queremos evitar la discriminación social. Es hora de poner en marcha una campaña preventiva a gran escala”.

Para la secretaria ejecutiva del Consejo Cantonal de la Niñez y Adolescencia, Miriam Álvarez, la comisión interinstitucional debe investigar a fondo este caso. “Requerimos una política pública de prevención y un cronograma de trabajo rígido porque no se están cristalizando las acciones y los jóvenes son los más afectados”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)