Tribunal Penal condenó a un año de prisión a un hombre por el caso Romo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redaccción Seguridad

Dos horas tardó la audiencia de juzgamiento contra Édgar M., acusado del robo del teléfono celular de David Romo, quien está desaparecido desde el 16 de mayo del año anterior. El sospechoso recibió la sentencia de un año de prisión correccional, en medio de las críticas de la familia y las dudas respecto del paradero del muchacho de 21 años.

La audiencia se desarrolló ayer, desde las 09:00, en el Tribunal Tercero de Garantías Penales de Pichincha, ubicado en la av. 10 de Agosto y Murgeón, en el norte de Quito.

La defensa pidió que el juzgamiento se tramite con el procedimiento abreviado, porque el acusado admitió que había cometido el delito por el cual se lo procesaba. El pedido tuvo la aceptación tanto de las partes como del Tribunal.

El fiscal que lleva el caso, Alejandro Alemán, presentó las pruebas que imputan al aprendiz de cobrador como autor del robo del teléfono Blackberry, perteneciente a David Romo. Entre ellas, el parte del allanamiento realizado a la vivienda del encausado, la declaración juramentada de la madre del joven desaparecido y el teléfono celular vinculado en el caso.

Para la familia, este reconocimiento de que se cometió el delito permitirá dar pistas sobre el paradero de David Romo. Esto, a pesar de que las primeras versiones de Édgar M. señalaban que él solo se había encontrado el celular cuando barría el bus en donde trabajaba.

Mientras esperaban la deliberación de los jueces, la familia de Romo mostró su descontento ante la pena pedida por el Fiscal. Santiago Romo, padre del joven extraviado, señaló que "no estamos conformes, pero aceptamos lo que legalmente se está dando". Además, indicó que seguirá en la lucha hasta recuperar a su hijo.

Después de casi una hora, la presidenta del Tribunal, Katherine Vásquez, sentenció a Édgar M. a un año de prisión correccional en el Centro de Rehabilitación Social de Quito.

Henry Espinosa, abogado de la familia Romo, manifestó que "el fiscal debió pedir por lo menos una pena de 3 años porque no solo es el robo de un teléfono sino que está vinculado a la desaparición de otra persona".

En los exteriores del Tribunal, Delia Córdoba, madre de David Romo, manifestó que la decisión tomada en el juicio no es lo realmente importante: la desaparición de su hijo.

Édgar M. antes también estuvo vinculado en un juicio por asociación ilícita por la desaparición del joven. En ese caso fue liberado pero nuevamente se dictó la orden de prisión el 26 septiembre del 2013 por el robo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)