10 de November de 2011 00:04

El Tambo despide a sus 7 migrantes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

De uno en uno, los féretros blancos y grises eran embarcados en carrozas fúnebres. En su interior fueron repatriados los cuerpos de los siete emigrantes ecuatorianos que fallecieron en un accidente de tránsito en Indiana, Estados Unidos, el 27 de octubre.

Esa noche, los compatriotas fallecidos viajaban junto con otros tres miembros a una visita familiar en Nueva York. Pero la autovan en que se movilizaban fue impactada por un camión de carga con remolque, en la autopista Indiana Toll Road, cerca de la milla 103 entre las ciudades de Bristol y Middlebury.

[[OBJECT]]

Tras el accidente murieron Pedro Chimborazo Chuqui, de 53 años; Pedro Daquilema Chimborazo (16), María Tránsito Chimborazo Pinguil (26), Jéssica Chimborazo (8), María Yupa (27), Edwin Quizhpe Yupa (9) y Franklin Quizhpe, de un mes.

Ayer, los ataúdes con sus cuerpos llegaron a Quito en un vuelo de carga. Por alrededor de cuatro horas permanecieron en un costado de la zona de arribo internacional del aeropuerto Mariscal Sucre, mientras se hacían los trámites de chequeo.

No hubo cortejo especial. Solo personal del aeropuerto se encargó de retirar las cajas de cartón con que vinieron protegidos los féretros y de subirlo a los cinco vehículos. Estos automotores pertenecen a una funeraria contratada por la Secretaría Nacional del Migrante (Senami) en los que se trasladó en caravana vía terrestre.

Los familiares prefirieron esperarlos hoy en su lugar de origen. Esperan concentrarse a las 08:00, en el parque central de El Tambo y desde allí llevarlos en caravana hasta las comunidades de Cruz Loma y Marcopamba, sus lugares de origen.

La gente de estos pueblos, ubicados en las cercanías del complejo arqueológico de Ingapirca, está dedicada a la agricultura y muchos de sus miembros han emigrado desde hace varias décadas, en especial a EE.UU.

Se anunció que a los familiares de los fallecidos hoy les acompañarán sus vecinos de las comunidades, autoridades locales y de la subsecretaria de la Senami en el Austro, Teresa Cabrera.

En tanto, la ministra de Migración, Betty Tola, acudió al aeropuerto de Quito y en rueda de prensa dijo que a través del Consulado en Chicago, se encargó de los trámites de repatriación de las víctimas. Además, que los costos del traslado a Ecuador fueron cubiertos con recursos del Estado.

Tola señaló que todo el proceso se hizo en coordinación con los familiares y amigos de las víctimas que viven en EE.UU. Incluso que, por un pedido especial, se les permitió que durante dos días realicen un velatorio en Chicago.

La funcionaria también indicó que de las tres personas que resultaron heridas durante la colisión, una todavía permanece en estado de coma, otra se encuentra en recuperación y una tercera ya fue dada de alta. Ellos permanecerán en Estados Unidos.

Tola también señaló que la Senami ha dado asistencia psicológica a los familiares, en especial a un niño cuyo padre falleció en el accidente.

En la Subsecretaría de la Senami en el Austro se indicó que los miembros de Cruz Loma y Marcopamba preparaban una capilla ardiente para velar a los siete cuerpos en conjunto.

Asimismo, que el sepelio sería mañana y no se descartó que sea en medio de una ceremonia caracterizada por rituales de las comunidades cañaris.

Plan de repatriación

La Secretaría  Nacional  del Migrante  tiene un programa de repatriación de emigrantes fallecidos.  Desde el 2009, solo en Cañar se ha traído 27 cuerpos de personas oriundas de esa zona. 

El programa   de repatriación es  parte de   la Subsecretaría   de Protección de Derechos de los migrantes de la Senami.

Esta entidad   tiene un presupuesto  especial para la repatriación y traslado interno de los cadáveres de migrantes. Incluso, por  licitación, contrata los  servicios de una funeraria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)