10 de July de 2010 00:00

El submarino tenía piezas de Colombia, Guayaquil y Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Norte

En medio de la polémica suscitada entre Quito y Bogotá tras la revelación de la colaboración de EE.UU. y Colombia en el hallazgo del submarino en Esmeraldas, la Armada Nacional concluyó un informe de la operación en La Molina, San Lorenzo.

El sumergible encontrado el pasado viernes 2 de julio, en un estero, en La Molina, medía 23 metros de largo por 6 de alto. Fue construido con piezas traídas de Colombia, de Guayaquil y de Quito. Así se menciona en otro reporte de Inteligencia, al cual este Diario tuvo acceso.

La nave tiene un sistema de propulsión mixto. “Dos motores eléctricos, alimentados por un banco de baterías (320 celdas), con generadores. También dos motores de combustión interna de 250 caballos de fuerza. Estos se conectan a dos ejes de propulsión por medio de bandas. Cada eje tiene una hélice protegida de cuatro aspas”, refiere el informe técnico de la Armada Nacional.

Una fuente reservada dijo a Inteligencia que el sumergible iba a zarpar, con un cargamento de droga, en agosto o septiembre. Y, para ello, un equipo de técnicos agilitaba los trabajos en esa zona, cubierta por una tupida vegetación. Según las investigaciones técnicas, el artefacto estaría terminado en un 80%.

El informe técnico describe que la nave es mecánico-hidráulica. “Cuenta con sistemas de aire comprimido y aire acondicionado. Este último asegura la temperatura óptima para el correcto funcionamiento de las baterías, los tableros eléctricos y los equipos electrónicos”.

Dispone de un sistema de agua para beber y de un sanitario, un tanque de sanitario, una bomba y un lavabo. De acuerdo con Inteligencia, tiene capacidad para llevar a siete tripulantes y una bodega de 18 m³, en la que se pueden cargar 6 toneladas.

La nave continúa anclada en La Molina, mientras se realizan las investigaciones. El fiscal de San Lorenzo, Luis González, abrió una indagación previa. “La Ley me da 30 días para estudiar el caso, a partir del 2 de julio. Eso por que hay un imputado. Pero si hubiera otro se pueden sumar 30 días más”, dijo González. José R. es el único detenido. La propiedad donde fue ubicado el submarino pertenece a su suegro.

González no descartó que la nave vaya a ser remolcada hasta el Batallón de Infantería de Marina de San Lorenzo. La base militar está a 30 minutos en lancha desde La Molina. “Esto ayudaría a realizar mejor los trabajos investigativos, toda vez que el actual lugar donde se encuentra el navío es de difícil acceso”.

El lunes, la embajadora de EE.UU. en Quito, Heather Hodges, dijo que la DEA colaboró con la Policía Antinarcóticos y la Armada en el hallazgo de la nave.

El miércoles, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reveló que el sumergible fue descubierto gracias a la Armada colombiana. “Es una demostración de que Colombia no está abandonando la frontera, al contrario, estamos cooperando, como tiene que ser entre los países”, dijo Uribe.

El ministro de Seguridad de Ecuador, Miguel Carvajal, señaló que el operativo se realizó con Inteligencia ecuatoriana y la acción de la Policía y la Armada ecuatorianas, con cooperación de información de EE.UU. y Colombia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)