11 de May de 2012 00:01

Un sospechoso murió en frustrado asalto a un andén de la Metrovía de Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Como Yandry A. G., de 23 años, fue identificada la persona que ayer murió tras un frustrado asalto a una de las estaciones de la Troncal 3 del sistema de transporte masivo Metrovía, en la av. Carlos Julio Arosemena, norte de Guayaquil.

El hecho se produjo cerca de las 06:10. Según versiones de testigos, dos desconocidos se bajaron de una unidad de Metrobastión, tras lo cual pretendieron despojar de las armas a los dos guardias del sitio para, posteriormente, asaltar la caja. Yandry A. intentó quitarle el arma de fuego al guardia Julio C., quien recibió disparos en la nariz, mano derecha y tórax.

El custodio alcanzó a disparar e hirió a su agresor en el tórax.

Julio C. fue trasladado en ambulancia, gravemente herido, hasta el Hospital Luis Vernaza.

El otro sospechoso arrebató la pistola al también guardia Edison B., apuntándole en la cabeza con otra arma y huyó del sitio.

Según testigos que a esa hora se encontraban en el lugar, a los armados los esperaban en dos motos que estaban estacionados a pocos metros del sector.

El cruce de balas causó conmoción en la zona, pues frente a la estación se encuentra el Colegio 28 de Mayo. “Los estudiantes entraron asustados al colegio, otros empezaban a correr y a gritar”, dijo un vendedor del lugar.

El fiscal Santiago Rivadeneira llegó al sitio para realizar el levantamiento del cadáver.

El jefe de homicidios de la Policía Judicial, Javier Buitrón, informó que en el lugar se encontraron dos revólveres calibre 38, uno de fabricación artesanal y otro marca Taurus. Y se encontraron seis casquillos percutidos y entre las pertenencias del sospechoso fallecido se hallaron USD 201.

Mientras se realizaban las diligencias, la estación fue cerrada al público y los buses de la Metrovía continuaban sin detenerse. A muchos usuarios que desconocían el tema les causó sorpresa el cierre temporal de esa instalación, que fue reabierta a las 09:00; el servicio se normalizó en medio del control policial.

En tanto, hacia el sur de la ciudad, en la Isla Trinitaria, William Castro Salazar, de 45 años, fue asesinado la mañana de ayer luego de oponerse a un asalto.

Castro se desempeñaba como distribuidor de cosméticos, tarea que realizaba cuando fue abordado por tres personas de sexo masculino, quienes le dispararon en la cara al resistirse al asalto.

Por las graves heridas murió en el sitio minutos después, dentro de la camioneta Ford color blanco que manejaba y en la que transportaba la mercadería.

Los armados huyeron del lugar realizando disparos al aire en medio del susto de los vecinos de la zona, que atinaron a proteger su integridad física.

Elementos de la Policía Nacional que llegaron al sitio iniciaron un operativo para rastrear la zona e intentar localizar a los delincuentes. Sin embargo, la búsqueda no dejó resultados positivos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)