29 de November de 2012 00:02

Sacapintas robaron 3,3 millones en 9 meses

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La puerta de la camioneta se abrió de forma violenta y un desconocido arranchó  la maleta con USD 4 888 que una mujer, de 70 años, retiró de un banco en el norte de Quito.

En menos de tres minutos, el hombre se subió a una moto  y  se  escapó  con  otra persona.

Ella y su acompañante persiguieron a los sospechosos. Los peatones se arrojaron al piso al observar que uno de los ocupantes de la moto levantó su arma   y amenazó con disparar.

Eran las 14:45 del 22 de noviembre último. Los  policías motorizados que circulaban por la zona  se unieron a la persecución.

Uno de los sospechosos fue detenido   tras  caerse del  vehículo. Otro logró escapar con una funda  de tela   en la que  estaba   el diero.

Los agentes señalaron  que este fue  un  asalto tipo sacapintas (ataque a personas que retiran dinero del banco   o que van a depositar).

La Policía Judicial publicó un informe nacional   sobre estos hechos y  revela que solo  entre enero y septiembre pasados, los grupos delictivos  sustrajeron   USD 3,3 millones  a 740 víctimas.

El  número de afectados también aumentó. En el mismo período del  2011 hubo 700 casos.

[[OBJECT]]

En  nueve  meses de este años las redes han atacado a  clientes  de 32 instituciones financieras (bancos, cooperativas, casas de cambio y  empresas de giros).

¿Y las medidas de seguridad? La Superintendencia de Bancos  y la Junta Bancaria dispusieron que   hasta el 26 de abril pasado   las entidades financieras instalen  en sus oficinas inhibidores  de celulares. La intención era  evitar llamadas sospechosas. Sin embargo, siete meses después  esta  medida se cumple a medias.

La Asociación de Bancos  Privados del Ecuador advierte que  el 85% de sus socios (son 17 en el país) sí ha instalado los   inhibidores. Pero a través de un comunicado, el Ministerio del Interior asegura que los aparatos   están colocados, pero   no funcionan.

 Pablo Córdova, presidente del Comité de Seguridad de la Asociación de Bancos,   admite problemas en la instalación de los   aparatos y asegura que para el funcionamiento  se necesita un  permiso de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel). “Posiblemente tuvieron problemas con sus proveedores y   tramitan  la certificación final”.

La Asociación incluso habla de   inconvenientes con la importación de los aparatos  y que “no llegaron a tiempo”. En otros casos se detectó que  los equipos  importados  no cumplieron con los parámetros tecnológicos exigidos por la Supertel para su aprobación.

 Pablo Córdova reconoce que  al menos cuatro bancos “se han demorado ostensiblemente” en la implementación de los aparatos.

“Si bien algunas de estas instituciones ya tienen colocados  los aparatos, estos aún no funcionan. Justamente (...) son las que no cumplen un tema fundamental de seguridad para la ciudadanía”, sostuvo el  viceministro del Interior, Javier Córdova.  

Mientras se resuelve este tema, la Policía señala que hasta septiembre de este año, el 37% de  casos de sacapintas se  produjo     entre las 12:00 y las 14:59. Los días de mayor frecuencia  para estos atracos son martes y  viernes.  

Eso ocurrió con David Cepeda, de 37 años.  Un armado  le disparó luego de que retirara USD 21 000 de un   banco del sector.

El crimen se produjo el 30 de octubre pasado en La Marín,  cerca del mediodía. Hasta hoy, la Policía  no  reporta  detenidos.  

Las bandas de sacapintas

Inteligencia ha  determinado que en las bandas de sacapintas operan al menos tres  personas, quienes  en las afueras de las entidades financieras    investigan  a las personas que retiran dinero.

“Una  se especializa en el manejo de la moto  y otra  usa armas para   quitar el dinero”, indica un agente.  La tercera   vigila  a las víctimas.

Informes  de la Policía   indican que  quienes integran esa clase de organizaciones no solo se dedican a robar afuera de las agencias, sino que también atracan casas   y   luego    comercializan  lo sustraído.

A mediados de este mes, la Unidad de Investigación Antidelictiva  informó que desarticuló a una banda  de ese tipo, integrada por cinco desconocidos.
Los agentes  saben    que   los  sospechosos también asaltan a  transeúntes. “Ellos andan en vehículos y atacan cuando ven a alguien vulnerable en las calles”.

En Quito, la zona más vulnerable a los robos bajo esa modalidad  es el norte. Agentes de Inteligencia manifiestan que allí se movilizan desconocidos en motocicletas y atacan a las víctimas. Precisamente, la mujer de 70  años fue atacada en ese sector. Luego de la detención del sospechoso que se cayó de la moto, ella lo identificó en la Policía.  Al verlo, la señora no se explicaba por qué él tenía lesiones. En la audiencia de flagrancia, el juez de turno dictó prisión preventiva para el sospechoso.

Cómo evitar los asaltos

Si usted va a   retirar una   cantidad  alta de dinero del banco, no lo haga solo. Lo recomendable es que  pida resguardo a la Policía Nacional o vaya acompañado de más de tres  personas.

No comente en voz  alta en medio de desconocidos  que tiene dinero en el banco o que va a sacar dinero en  altas cantidades. Sea  y discreto en   esos temas.    

Si se encuentra  en  una agencia bancaria  y hace fila,  observe  a su alrededor y   trate de detectar a posibles sospechosos que lo  vigilan detenidamente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)