13 de July de 2011 00:03

Registro Civil atribuye matrimonios de ciudadanos rusos a ‘oficinas paralelas’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La mujer dejó el Registro Civil hace dos meses. Fue inculpada por un supuesto delito de uso doloso de documento público. Ella, el 9 de noviembre del año pasado, en Esmeraldas, tuvo acceso a un sistema para ingresar datos falsos a favor del ruso Myasnikov M.

Así, el extranjero obtuvo una cédula ecuatoriana, con otro nombre: Luis Z. El miércoles 6, él fue detenido en Quito. Es pedido por la Interpol, por asesinato, almacenamiento ilegal de armas y explosivos; incluso agentes encubiertos lo vinculan con la mafia rusa.

El caso de la funcionaria, admitido por el Registro Civil, no es aislado. Ayer, este Diario conoció que desde el 2010 hasta el 8 de julio, 13 funcionarios del Registro Civil han sido destituidos por estar presuntamente involucrados en actos irregulares, como falsificación electrónica de cédulas o uso doloso de este documento.

De hecho, desde el 2009 se han abierto 124 juicios penales contra funcionarios y personas ajenas a la entidad por supuestamente pertenecer a redes que falsifican documentos (en el 2010, la Policía Judicial reportó 1 831 casos de falsificaciones).

Para regularizar su estadía en Ecuador, los extranjeros no solo recurren a la adulteración de papeles, sino también a matrimonios prepago. Este Diario accedió a un contrato suscrito el 6 de noviembre del 2009. Allí se acordó el matrimonio entre un ruso y una ciudadana ecuatoriana.

Un abogado se comprometió a entregar al foráneo la naturalización ecuatoriana. Para ello, debía pagar USD 15 375, coste en el cual se incluiría un pago a la ciudadana de Ecuador. Incluso, en el contrato se dice que luego de obtener la nacionalidad y seis documentos más, la pareja podía divorciarse “en un par de días”.

El Registro Civil revela que desde abril del año anterior hasta junio, en Ecuador se registraron ocho matrimonios de rusos. De ellos, tres se presentaron en el 2010. En el primer semestre del 2011 ya suman cinco casos. En un informe oficial se indica que en igual periodo se produjeron 1 146 matrimonio de personas de 42 nacionalidades.

¿En el país hay facilidades para que foráneos se casen y se divorcien? “No es que haya una variación considerable (de matrimonios) de rusos. Presumo que puede tratarse de un Registro Civil paralelo y que detrás hay una banda bien organizada”, responde Édgar Mora, director de Identificación y Cedulación.

El funcionario asegura que ayer, por ejemplo, en la agencia de Turubamba (sur de Quito) se detuvo a un menor de edad que vendía turnos. Y el año pasado en Riobamba fueron desmontadas oficinas paralelas en donde se produjeron 150 matrimonios de ecuatorianos con cubanos.

Mientras en el 2007 se registraron 2 086 uniones legales de personas de Cuba en Ecuador, en el 2010 fueron 80 y en lo que va de este año suman 36.

La reducción de matrimonios entre caribeños y ecuatorianos tuvo como origen la implantación de un requisito previo para casarse: los extranjeros deben tener la visa ecuatoriana.

El Registro Civil adoptó medidas adicionales: entrevistas por separado a los novios, etc. Se sumó el desmantelamiento de una red que operaba en Quito, Guayaquil, Puerto Quito y Esmeraldas.

Según Mora, los matrimonios como el del ruso pudieran “celebrarse fradulentamente en lugares clandestinos y con documentos fraudulentos, haciendo uso doloso de estos, para conseguir la naturalización o legalización”.

En una de las oficinas de la Unidad de Delitos Transnacionales de la Fiscalía está el expediente de otro ruso detenido en el 2006 en Quito con documentos caducados. El extranjero era pedido por la Interpol y fue deportado por indocumentado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)