25 de March de 2011 00:00

Redes del cartel de Sinaloa fueron desarticuladas desde noviembre

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El hombre mira una y otra vez la calle, saca una llave del bolsillo y presuroso abre una puerta de metal por donde entra una camioneta doble cabina. Luego, dos desconocidos aparecen con las manos sobre la cabeza, junto a la camioneta llena de paquetes. Estas son imágenes que la Policía capturó en la denominada Operación Pacífico, en donde los agentes detuvieron a nueve personas que estarían vinculadas al cartel mexicano de Sinaloa y aprehendieron cuatro toneladas de alcaloides.

Ayer, la fiscal a cargo del caso, Fabiola Gallardo, abrió una instrucción en contra de los aprehendidos. El pasado viernes, es decir, un día después de que se detuviera a los narcos, la funcionaria viajó a México. Allí habló con representantes de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada y de la Policía Federal de México. Se analizaron los convenios entre los dos países y si se aplicará una sentencia internacional. Lo que no se decidió es la extradición de tres detenidos que son de Centroamérica.

Esta captura es considerada por la Policía como el golpe más fuerte en contra del narcotráfico en el país. No obstante, horas después de que en Guayaquil se informara de los resultados de la operación, el ministro del Interior, Alfredo Vera, dijo que no tiene “ninguna certeza” de que los nueve detenidos pertenezcan a las mafias de Sinaloa. “Pedí que me informen y me dicen que no hay ninguna certeza, que podría ser, pero no se puede asegurar”.

Pese a ello, en el periódico oficialista El Ciudadano, ayer se publicaron declaraciones del presidente Rafael Correa. Allí el jefe de Estado dijo que “en primera instancia la información sobre ese operativo es veraz”. Y agregó: “En este caso (la prensa) acertó aparentemente, pero muchas veces se dicen barbaridades que no son ciertas. Que esto es tráfico de droga generalizado, lavado de dinero y no es cierto. Ecuador todavía sigue siendo una isla de paz”.

De los seis allanamientos que se realizaron en la operación Pacífico, en el lugar que se encontró mayor cantidad de clorhidrato de cocaína fue en el Parque Industrial de Durán. Allí estaban guardadas tres de las cuatro toneladas aprehendidas. Se hallaban en tanques y con etiquetas de aceite vegetal. También se hicieron allanamientos en El Oro y Santo Domingo de los Tsáchilas.

En esta última provincia, el operativo Pacífico también dejó detenidos. Se trata de dos personas que se hallaban en el interior de una de las viviendas que fueron allanadas por los grupos especiales de la Policía el jueves pasado.

Según Santiago Mozo, fiscal de flagrancia de la provincia, los dos hombres son investigados. “El operativo se hizo en colaboración con la Fiscalía de Antinarcóticos del Guayas. En la vivienda donde estaban estas personas se encontraron dos armas de fuego”.

Roberto Padilla, jefe de Antinarcóticos en Santo Domingo, confirmó que la semana pasada se allanaron tres viviendas y que ayer se ingresó a otras tres.

En una de ellas, ubicada en el sector de Nuevo Camino, se encontró un camión blanco de placas PZP-531 que supuestamente era usado para llevar la droga.

Los moradores del sector dijeron que hace cuatro meses, tres personas alquilaron el inmueble de Nuevo Camino y que la mayor parte del tiempo no se ocupaba.

Según la Policía, Santo Domingo es clave para el negocio de la droga, pues desde allí los cargamentos pueden salir a zonas fluviales ilegales, que se ubican especialmente en provincias como Esmeraldas y Manabí.

“En lo que va del año se han incautado de 981,5 gramos de cocaína y 5 853 gramos de marihuana (en Santo Domingo) . En el 2010 se retuvo 4 124,80 gramos de cocaína y 635 gramos de marihuana”, señaló el oficial.

A la Operación Pacífico, la Policía la vincula con los operativos Mirador, que se desarrolló en la vía Salinas-Guayaquil, el 6 de noviembre de 2010; La Victoria, en Portoviejo (Manabí) el 25 de noviembre pasado; y Circo Blanco en la vía San Antonio-El Morro (Guayas), el último 24 de enero.

En el caso Mirador se dictó orden de detención contra César M., quien ahora aparece como principal sospechoso en el crimen de un miembro de Inteligencia Antinarcóticos ocurrido en la población de Píntag (afueras de Quito), la madrugada del sábado.

Inteligencia de la Policía descubrió que el hombre es el mismo que proveía de alcaloides a la mafia desarticulada el pasado jueves en la Operación Pacífico.

Hasta inicios de este año, las autoridades no reconocían la presencia de los carteles mexicanos en Ecuador. Ahora, Correa dijo lo contrario, pero señaló que el país vive una realidad diferente a México. “No es cierto que estamos en una situación como la de ese país (en narcotráfico), que dominan territorios completos. Aquí lo estamos combatiendo y estamos siendo exitosos en ese trabajo”.

El tema se ha manejado con hermetismo en la Policía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)