19 de May de 2011 00:34

Red de lavado operaba en 4 provincias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuatro de los cinco detenidos  fueron presentados  ayer   en  el  patio  de  Antinarcóticos de Pichincha.    Fueron apresados  la semana pasada en Quito y Lago Agrio  por  supuestamente ser parte de una red de lavado de dinero en  el país. Policías cubiertos con  pasamontañas  y armados con fusil  vigilaban.

Los prisioneros no hablaron, pero la Policía aseguró que la mafia estaba liderada por César M., quien en marzo fue detenido en Quito por supuestamente tener nexos con la muerte del policía Darwin Anrango. El agente, quien fue acribillado en el sector de Píntag, en las fueras de Quito, investigaba a una red de narcotráfico; seguía a una plataforma.

“La relación (de los cuatro detenidos) es directa con este señor (César M.). A él se le abrió una instrucción por narcotráfico”, dijo un agente de la Unidad de Lavado de Activos tras la audiencia de formulación de cargos en contra de las cuatro personas apresadas.

Otro uniformado de la Dirección Antinarcóticos de Pichincha, señala que César M. es el propietario de la plataforma que transportaba cerca de 250 kilogramos de cocaína y que fue hallada en una mecánica en el sector de Cutuglagua (sur de Quito).

Un documento de la Fiscalía revela que César M. tiene cuatro antecedentes por presunto narcotráfico entre 1995 y el 2010. En Colombia también fue procesado por este mismo delito.

En cuanto al lavado de activos, la organización habría manejado USD 32 millones.

Una fuente de la Fiscalía indicó que la red “estaría ocultando ingresos ilícitos a través de actividades de pantalla como la compraventa de vehículos, servicios de transporte, comercialización de panela e inversiones en la adquisición de bienes inmuebles y vehículos, los mismos que para desvirtuar su origen estarían a nombre de su ex cónyuge, familiares socios y testaferros”.

Agregó que la mafia habría operado en Pichincha, Cotopaxi, Sucumbíos y Esmeraldas, aproximadamente desde 1995.

Por eso, el pasado viernes la Policía montó el denominado operativo ‘Palma Real’. En este fueron allanados 11 inmuebles en Quito, San Lorenzo (Esmeraldas) y Lago Agrio (Sucumbíos), donde fueron arrestadas estas cuatro personas. De ellas, Lorena C. es la ex esposa de César M.

Según la Fiscalía, ella no tiene actividad comercial, pero “en las cuentas se aprecian considerables movimientos financieros desde el 2001 al 2008, con un total de USD 527 785”.

No obstante, en la audiencia de formulación de cargos, el abogado de Lorena C., Fernando Benítez, precisó que “es triste ver que los ex cónyuges tengan responsabilidad. La investigación es del 2001 al 2008, antes hubo una sociedad conyugal que ya no existe. Fruto del matrimonio hay un hijo, y lógicamente envía transferencias para su manutención”.

El abogado agregó: “el hecho de tener un certificado del Servicio de Rentas Internas (SRI) de que la señora no tiene actividad económica da claros elementos que no ha usado el dinero. No tiene responsabilidad de lavado”.

Sin embargo, la Fiscalía estableció que, como ex esposa, ella tiene a su nombre una casa, en Cumbayá, la cual fue allanada la semana pasada. “Allí se halló documentación que consta como evidencia y que relaciona dentro del caso”.

Otra detenida es la hermana del supuesto jefe de la red, Luz M. Ella supuestamente registra movimientos financieros por USD 36 347 en algunos bancos. La Fiscalía aseguró que tiene dos vehículos valorados en USD 29 990 y un edificio en Lago Agrio.

A Vicente Oña, abogado de la arrestada, le sorprende que “por nexos familiares a la señora se la pretenda vincular a un presunto delito. Los elementos en que se fundan los cargos son, como los mencionó, contra César M.”.

Los esposos Galo G. y Martha R. también fueron aprehendidos como presuntos miembros de la red. Las investigaciones de la Policía y la Fiscalía indican que ella “registra información financiera por un valor de USD 1 095 796 en varias entidades bancarias”.

Además, posee dos edificios. Uno en Quito y otro en Tulcán, así como un vehículo supuestamente valorado en USD 12 290.

Finalmente, Galo G. presentó como bienes una casa, un departamento, una hacienda para el cultivo de palma africana, en San Lorenzo (Esmeraldas) y cuatro vehículos. El Fiscal a cargo del caso indicó que él tiene antecedentes en el caso ‘Tormenta Blanca’.

“Según el reporte de la Unidad de Análisis Financiero, registra movimientos por USD 767 128”, precisó el Fiscal.

El abogado defensor de la pareja, Galo Cadena, durante la audiencia, indicó que él posee un departamento y sacó un anuncio en la prensa para arrendarlo. “Se dio una amistad con César M. por ser su arrendatario. En el 2004, mi defendido adquirió una finca, dedicándola a la siembra de palma africana. Con la amistad que surgió, César M. le hace una propuesta para la compra de unas hectáreas”.

El judicial añadió que su defendido “desconocía las actividades ilícitas que pudieran existir”.

Y, en lo que respecta a los dos edificios de Martha R., explicó que estos fueron heredados de su padre, quien fue un importante empresario. “El edificio de cinco pisos fue distribuido entre los hermanos y (a ella) le corresponde únicamente un departamento”.

La Policía también allanó tres patios de venta de vehículos. En la Fiscalía se conoce que el propietario de este negocio supuestamente manejó en el banco la cantidad de USD 27 795 338.

Un policía dijo que “en uno de esos patios supuestamente se producía y vendía panela. Se verificó que esto no existe”. Por eso, “la orden del juez fue clara: allanar e incautar bienes y con base a eso se verificará si hay vínculos con los patios de autos”. En las cuentas de César M. se registraron movimientos por USD1 369 175.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)