28 de September de 2012 00:01

Rectificación a pedido de José Serrano Salgado, Min. del Interior

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El 2 de septiembre de este año, mi hermano, Juan Antonio Serrano Salgado, fue alevosamente atacado con un cuchillo y asesinado.

Inmediatamente, a pesar del dolor que esta inesperada y violenta pérdida ha causado a mi familia y a mí, fuimos y somos muy ponderados y cautos en las apreciaciones, conclusiones o móviles del crimen, así lo transmití a la opinión pública pocas horas después del hecho, por un elemental deber ciudadano y, adicionalmente, por un básico principio humano, solicite que se respete el dolor de mi familia.

Desde esa fecha hemos guardado respeto absoluto, como lo continuaremos haciendo, al proceso judicial que se inició con relación al crimen en contra de mi hermano.

Parte de ese respeto ha sido guardar también, por la memoria de nuestro Juan Antonio, un silencio público permanente, sin opiniones, comentarios, criterios y peor juicios de valor sobre quienes podrían o pudieron haber participado en este acto execrable.

Pero, el día de hoy, Diario El Comercio, ustedes, publican una nota, como las que permanentemente han venido publicando en mi contra y de mi familia, en una suerte de persecución obsesiva, faltando a la verdad, es decir, mintiendo carroñeramente (sic), señalando que quien dispuso el traslado a otro centro de rehabilitación social, de los implicados en el asesinato de mi hermano, a decir del Gobernador, fue el Ministerio del Interior, lo que nos obliga, dolorosamente a romper este silencio y exigir y al mismo tiempo conminar a ustedes para que en las próximas 48 horas ratifiquen o en su defecto rectifiquen y se dé una disculpa pública, ya sea por la negligencia o incluso mala fe en la maliciosa información en que señalan que el Ministerio del Interior dispuso el traslado de los implicados en la muerte de mi hermano.

Ustedes no actúan éticamente, actúan con base a su interés mezquino, sin importarles ni el dolor de la muerte, ni el respeto a la rigurosidad en la información que deben entregar a las ciudadanas y ciudadanos.

Nota del Editor:

La rectificación, solicitada respetuosamente por el gobernador Humberto Cordero, fue publicada ayer con nuestra respuesta. Frente al deplorable episodio que causó la muerte del hermano del Ministro, nos pronunciamos a través de nuestro editorial del miércoles 5 de septiembre, con el título ‘El dolor de la tragedia’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)