Rectificación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Dr. José Serrano Salgado / Ministro de Justicia, Derechos Humanos y Cultos (e)

"Encaminados a defender la veracidad en la información y el derecho de los ciudadanos de ser bien informados, con datos reales y verificados, nos vemos obligados a realizar varias precisiones a la "nota periodística" titulada "Cárcel de Latacunga opera con obras inconclusas", publicada este miércoles 26 de febrero en las versiones digitales e impresa del Diario El Comercio.

En la portada principal de la citada edición de su diario (espacio de un tercio de página), incluyen el titular "La cárcel de Cotopaxi alberga a 351 presos y no está terminada". Falso e impreciso, puesto que la Constitución de la República del Ecuador establece en la sección octava, Personas Privadas de la Libertad, en su Art. 51,4: Contar con los recursos humanos y materiales necesarios para garantizar su salud integral en los centros de privación de libertad. Esto es reafirmado en el Código de Ejecución de Penas y Rehabilitación Social, título IV de la Rehabilitación Social y del Tratamiento de los Internos, capítulo I: De los Centros de Rehabilitación Social Art. 18.- Se denominarán "centros de rehabilitación social" las penitenciarías y cárceles existentes y las que se crearen para el cumplimiento del régimen penitenciario que establece esta ley. Se evidencia que ni en la Constitución de la República, ni en ninguna otra norma legal, se determina como cárcel al lugar donde las personas privadas de la libertad deben cumplir su sentencia. Por lo que resulta impensable que un diario con tanta cobertura no pueda utilizar los términos correctos en sus publicaciones, ya que son los responsables de informar a la ciudadanía de forma precisa, transparente y veraz.

De la misma manera, en la publicación, en su titular se menciona el término "presos". Según el diccionario, este término se refiere a: militar u otra persona que en guerra cae en poder del enemigo y a la persona privada de libertad por causas que no son delitos. Un referencia, por lo menos, desafortunada y llena de una intención insana que intenta, solapadamente, discriminar la condición de quienes tienen que pagar una deuda con la sociedad. Es lamentable tener que insistir, una y otra vez, en el término correcto que ustedes deberían utilizar para referirse a las personas privadas de la libertad (PPL) como establecen claramente la Constitución y la norma legal.

En el mismo titular menciona que la nueva instalación del CRS Cotopaxi "no está terminada" y en la pág. 10 indican que son "obras inconclusas". Falso, con estas frases solo manipulan la verdad, la ocultan o pretenden maliciosamente una verdad a medias, que no es más que una vil forma de engañar a los ciudadanos y ciudadanas que creen en la supuesta transparencia de su información.

Para clarificar su aseveración, la obra inició en enero de 2013 y cuenta con un avance del 90%. Es necesario precisarles, ya que al parecer no están informados, que las dos alas que incluyen los pabellones A y B donde se encuentran ubicadas las 351 personas privadas de libertad (PPL), están completamente terminadas, y cuentan con todos los servicios y mínimas comodidades previstas en la planificación correspondiente, como se evidencia en las fotos 1 y 2 del CD adjunto.

En la misma portada indican "trasladados repentinamente".

El traslado de las PPL del ex Penal García Moreno al Centro de Rehabilitación Social Cotopaxi solo atendía una responsabilidad social impostergable ante la decadente situación en la que vivían, con un hacinamiento del 120%. Frente a esta terrible realidad se planificó desde el mes de diciembre del 2013 el traslado de 351 PPL. Esto obedece a una planificación integral, que se ha evidenciado en otras ciudades, como en el caso del CRS Regional Guayas.

Es preciso aclarar también que todos los traslados se están realizando de manera progresiva bajo las siguientes consideraciones: -No es lo mismo trasladar de la Penitenciaría del Guayas al CRS Guayaquil que está a 700 metros de distancia, que realizar el traslado de una ciudad a otra. Esto implica una planificación detallada de logística, equipamiento y otras consideraciones de seguridad que han sido tomadas.

-Resolver de manera adecuada el régimen de visitas, considerando que los familiares deben trasladarse, requiere una planificación minuciosa que se ha trabajado con el tiempo suficiente. Acotaciones a lo publicado en la página 10 de su diario, sección Seguridad y Justicia (media plana).

En el titular se refiere a "Cárcel de Latacunga", refiriéndose nuevamente de manera errónea al lugar con el término "Cárcel" o como también mencionan en otra parte, "presido", que entenderé que querían decir ¿presidio? Vuelvo a reiterar que el nombre correcto es Centro de Rehabilitación Social, como ya fue explicado y como consta en la norma legal. No es "Latacunga", es Cotopaxi. El nombre correcto es Centro de Rehabilitación Social Cotopaxi (CRSC). Me resulta lamentable encontrarme en la circunstancia de tener que indicar y enseñar a un medio de comunicación tan "reconocido", cómo escribir correctamente nombres que son de conocimiento público. Resulta una vergüenza para mí hacerlo y espero que en algo, lo sea para ustedes también.

En el mismo espacio, ustedes se permiten señalar algunas declaraciones de la esposa de un PPL que dice: "el trato que recibe su esposo no corresponde a la buena conducta que ha tenido desde su encierro, hace 4 años" … "constató que el sistema de agua potable no funcionaba"… … "el agua llega en vehículos cisternas y botellones; y, en este mismo espacio, la mamá de otro PPL declara que "los levantan a las 05H00 para bañarse". ¿El agua de cisternas y botellones es suficiente para que se bañen todos los días 351 personas? Al menos sean coherentes en las declaraciones y no manipulen los testimonios con declaraciones inducidas. Ante esta infamia, puntualizo que el sistema de abastecimiento de agua se encuentra totalmente operativo (foto 3). Ustedes NUNCA CONSTATAN LA INFORMACIÓN SIEMPRE ESPECULAN Y MANIPULAN LA MISMA, en un vago e interesado ejercicio de un mal periodismo que para nada responde al interés de la ciudadanía. Al menos deben ser congruentes en todo el contexto de la nota periodística.

Igualmente, hacen constar otras declaraciones, indicando que: "no pueden usar sacos sobre el overol", "se mueren de frío", "le preocupa que el clima enferme a su hijo". En el ex penal García Moreno, lamentablemente, existían fugas de agua todo el tiempo. Las PPL vivían, dormían y comían con el agua entre sus pies y cayendo del techo, dormían en colchones que eran esponjas podridas donde trataban de pasar la noche tres o cuatro PPL, con insalubridad y servicios higiénicos deplorables, antihigiénicos.

Esas son las condiciones que sí afectaban la salud de cualquier persona. Pero, que en su publicación, dan a entender que esas no afectarían tanto y pretenden hacer creer a la ciudadanía que el no tener una chompa adicional u otras características de la que dispone el CRSC sí afecta la salud de las PPL. Cuánto cinismo y manipulación .

El nuevo CRSC Cotopaxi no solo tiene una moderna y nueva infraestructura con servicios básicos de primera, también se ha pensado en la dotación mínima que un privado de libertad requiere y que por primera vez en la historia se la ha entregado. La vestimenta, consiste de: un calentador de algodón, una chompa, interiores, medias pantalón, etc. Para dormir se les ha entregado colchones nuevos, sábanas, colchas, almohadas, cobijas y cuentan con baños cómodos y modernos en cada celda. (Fotos 4, 5, 6, y 7).

En las publicaciones suyas, reiteran el uso de los sustantivos "reos", "internos", "presos". En los CRS no hay presos, los sustantivos son incorrectos, son personas privadas de la libertad (PPL).

Ustedes afirman que existen "116 celdas para cinco personas", ocultando detalles que clarifican un mejor entendimiento. Efectivamente, en el CRSC están habilitadas 116 celdas, pero cada celda fue pensada para ser ocupada por 5 PPL, por ello cada celda mide 15m2, cuenta con 5 camas individuales y un baño moderno, servicios básicos como luz ya gua. Esto a diferencia de las celdas del ex Penal García Moreno, donde cada celda mide 2 o 3 m2 y en la cual se albergaban 6 o 7 PPL, y eso por no mencionar de las celdas improvisadas. (fotos 8, 9, 10, 11, 12 y 13).

Ustedes citan también "una improvisada garita". En el CRSC existen dispositivos de seguridad integrales, previstos para cada ala y pabellón, así como para la parte externa del nuevo centro. Cada uno de los pabellones ocupados cuenta con cerco, garitas en funcionamiento, personal de custodia y personal administrativo.

Qué importante y objetivo hubiese sido su "nota" de prensa, si por lo menos, existiera, el antecedente de un reportaje de igual magnitud, como del CRS Guayas o por lo menos una cita de la penosa situación que vivían las PPL que permanecían en el Ex Penal García Moreno. Nada de eso hicieron, evidenciándose -una vez más- como ejecutores de una lasciva política editorial que deforma y manipula la verdad, en defensa de esos mismos intereses que ustedes han secundado siempre, como lo hicieron antes, en perjuicio de los ecuatorianos y ecuatorianas.

Los procesos implementados por el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos son constantes y responden a una planificación responsable y técnica con la que se obtiene resultados permanentes.

De lo dicho, queda evidenciado el afán del Diario El Comercio de manipular la verdad y una interpretación sesgada de las circunstancias. Ocultan la verdad o la dicen a medias. En lo personal, ni como Ministro de Justicia, Derechos Humanos y Cultos ni mucho menos como Gobierno Nacional, jamás permitiremos que se engañe así al país, como ustedes al parecer se acostumbraron a hacerlo, con la impunidad que asumen les asiste su deshonesto poder de manipular la verdad. Ratificamos el compromiso que el Gobierno Nacional tiene de servir, por igual y eficazmente, a Quito y todas las ciudades del país, con la misma disponibilidad de recursos, personal; y, sobre todo, dedicación y esfuerzos como ningún gobierno lo hizo antes.

Ya es hora que rectifiquen, no solo su afán de exacerbar los ánimos de la ciudadanía, sino, ese mismo afán de contribuir en la destrucción del país, de sus estructuras y valores, como triste factura de su deshonesta política empresarial de intentar aniquilar todo aquello que no convenga a sus interese mercantilistas. Ya es hora también de detener su malsana intención de invisibilizar el derecho de todos y todas al buen vivir, producto de un trabajo permanente y programado que se cristaliza todos los días; y, en el caso concreto, tanto Latacunga, como Quito puedan recuperar, las ahí sí, denominadas cárceles.

Bajo estas consideraciones, planteo la aplicación de lo que determinan los artículos 23 y 24 de la Ley de Comunicación, en lo pertinente al derecho de réplica y rectificación que asisten a los ecuatorianos y ecuatorianas. La referida ley fue puesta en vigencia, a efectos de proteger a los ciudadanos de la inescrupulosa actuación de algunos medios de comunicación, que privilegian intereses particulares y de esos mismos grupos de décadas pasadas".


Nota de la Redacción
Este Diario pidió una entrevista a la Directora de Rehabilitación Social, al Director del Centro y al Gobernador de Cotopaxi, antes de publicar la nota, pero no obtuvo respuestas. La periodista constató que las obras no están concluidas y tampoco cuentan con permiso del Municipio. El Servicio de Contratación de Obras Públicas indica que, hasta el 5 de febrero, el avance de la obra era del 62,5%. El estado de salud de los internos y las condiciones del centro fueron denunciados por sus familiares y la Cedhu. En relación al uso de los sinónimos de centro de rehabilitación y de personas privadas de la libertad, el Ministro tiene razón, por lo cual ofrecemos disculpas a los lectores. Pese a los improperios que contiene, nos vemos obligados a publicar esta carta, de acuerdo con el artículo 23 de la Ley de Comunicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)