Quito, a la espera de dos complejos judiciales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Estefanía Celi y Washington Paspuel. Redactores

Los pasillos están cubiertos con cerámica nueva. Ordenados en anaqueles, los archivos se guardan en cajas.

En otro cuarto, las butacas nuevas rojas están listas para que los usuarios comiencen a usarlas. Se trata de la Corte Provincial de Justicia de Guayas, que se inauguró el pasado viernes tras ser remodelada. La inversión superó los USD 19 millones. Ese día, el presidente Rafael Correa sonreía mientras recorría el edificio.

En Guayaquil, el Consejo de la Judicatura (CJ) levantó dos nuevos edificios en el 2013, además de los que se remodelaron. Cuatro albergan en esa ciudad a las judicaturas, según la Dirección del CJ en Guayas.

La situación es diferente en Quito. Tras su salida del Palacio de Justicia, en octubre del 2012, los juzgados que estaban allí (penales, civiles y de tránsito) fueron repartidos en cuatro edificios. La construcción fue vendida a la Asamblea Nacional por USD 4 millones.

La Judicatura de Transición informó en ese tiempo que era una "reubicación temporal" hasta que se entregara el complejo judicial de El Pedregal (noroccidente). Estaba previsto que comenzara a funcionar en diciembre del 2012. El proyecto no se concretó.

Ahora siete edificios albergan los juzgados. Tres son para tribunales y dos para unidades especializadas. Mientras que la Corte Provincial de Pichincha funciona en dos edificaciones.

Las judicaturas están repartidas desde el norte hasta el centro norte de la ciudad, aunque también hay juzgados penales en Carcelén y Carapungo, en el extremo norte de Quito.

Por ejemplo, el edificio Jácome (en La Y) alberga a nueve juzgados de Garantías Penales, dos de Adolescentes Infractores y uno de Contravenciones.

Se trata de una construcción antigua y arrendada. Tiene un ascensor con capacidad para unas cinco personas, pero los usuarios prefieren utilizar las gradas para subir y bajar.

"Vengo desde La Ecuatoriana (sur de Quito) para vigilar el proceso de mi hijo", cuenta María C. Mientras sube las escaleras con las copias de cédula, asegura que le suspendieron una audiencia porque no alcanzó a llegar al norte.

Los abogados tampoco están a favor de la dispersión de los juzgados. Mediante una carta enviada antes de la venta del Palacio de Justicia, el Colegio de Abogados dijo que se afectaría a los usuarios. Según un estudio de la Asamblea, 640 abogados tenían sus despachos en la zona en el 2012.

Por más de media hora, Laura esperó a que el abogado de su hijo llegara para defenderlo en un proceso. "Como no llega, por suerte nos van a dar un abogado gratis (defensor público)".

Según el presidente del CJ, Gustavo Jalkh, está previsto que los nuevos complejos judiciales de Quito comiencen a trabajar en el 2015. Este año se iniciaría su construcción.

En el norte, el complejo estará en la av. Amazonas y Pereira, a una cuadra de la Corte Nacional. El terreno fue entregado por Petroecuador. En el sur, funcionará en la av. Rumichaca Ñan y Matilde Álvarez, en Quitumbe. Está previsto una inversión de USD 64 millones.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)