25 de October de 2012 00:01

En dos provincias se acopiaba la droga

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los 406 kilogramos de cocaína decomisados por agentes del Grupo de Intervención y Rescate eran acopiados entre Manabí y Esmeraldas. La incautación de la carga ilegal se produjo el 19 de octubre en Pedernales.

Según Ramiro Mantilla, jefe policial del cuatro distrito, la organización delictiva que presuntamente está tras este caso también operó en Santa Elena y buscó otros sitios para almacenar el alcaloide que ingresaba vía marítima desde Colombia.

Los lugares que las bandas escogieron para el almacenaje fueron Pedernales en Manabí; y Tachina y Muisne en Esmeraldas.

Desde esos poblados la droga, en forma de ladrillos, era transportada en el techo de tres autos.

En esos compartimentos cabían hasta 90 kilogramos. Esta información la dio un agente que participó en el operativo denominado Estrella blanca, que comenzó hace siete meses.

Según las investigaciones, los narcotraficantes realizaban hasta nueve viajes desde los centros de acopio. El objetivo era completar, en cada embarque, 500 kilogramos. Luego eran llevados en lanchas de pescadores hacia altamar y desde ahí en barcos nodrizas a Centroamérica.

En el operativo donde participaron agentes de Inteligencia policial y del GIR hubo un tiroteo.

Mantilla aseguró que cuando los policías perseguían a un camión rojo con balde de madera, donde aparentemente llevaban cocaína, los sospechosos dispararon hacia los vehículos oficiales.

“Había que responder y nuestros agentes dispararon hacia las llantas del camión hasta que lograron que detuvieran la marcha del automotor”, señaló el oficial.

Después de la captura del camión se realizaron nueve allanamientos a viviendas: dos en Pedernales, cinco en Esmeraldas y dos en Santa Elena.

Los uniformados presentaron ayer a cinco de ocho personas detenidas. Además, los 406 kilogramos de cocaína incautados, dinero en efectivo, nueve vehículos, celulares y artefactos domésticos que se habrían encontrado en poder de los desconocidos.

El caso fue judicializado y los presuntos narcotraficantes fueron llevados a un centro de detención en Manabí.

Tras las primeras indagaciones, la Policía Nacional calcula que en el mercado internacional, el cargamento ilegal costaría al menos USD 15 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)