17 de February de 2012 00:02

5 presos por asesinato en falso retén policial

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la última banca del Juzgado de Flagrancia de la Policía Judicial, los familiares del microempresario Richard Espinoza esperaban ayer el inicio de la audiencia. Él fue asesinado por armados vestidos como policías y militares.

El 13 de enero, la víctima se dirigía a su fábrica de embutidos, en el barrio Mena del Hierro, junto a su hijo de 37 años. Desconocidos, fingieron un control en la vía a Nono, al noroeste de Quito, e intentaron secuestrar a su hijo. “Al forcejear con ellos, el microempresario recibió dos tiros, uno en la cabeza y otro el pulmón derecho”, relató, entonces, un investigador.

[[OBJECT]]Cinco sospechosos fueron detenidos, entre la noche del miércoles y la madrugada de ayer, en un operativo policial montado en el centro de Santo Domingo de los Tsáchilas y en la carretera que conduce a El Carmen (Manabí).

Los uniformados de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) aprehendieron a Patricia M. y a Luis S. cuando transitaban en un vehículo por el centro de Santo Domingo de los Tsáchilas. Así lo reseñó ayer la Policía.

En tanto, Danny B. y los hermanos Carlos y Alberto O. fueron detenidos en un automotor que circulaba por la carretera Santo Domingo-El Carmen. En esta incursión, refieren los agentes, se produjo una balacera y un oficial de la Unase resultó herido en la mano derecha. Él fue llevado a una casa de salud en Quito.

La Policía también allanó la vivienda de Patricia M. y Luis S. en el centro de la ciudad. Según la Policía, allí se encontró un fusil FAL (de uso militar) y un M-16. En el vehículo donde estaban Danny B., Carlos O. y Alberto O., la Policía encontró una pistola.

Al comenzar la audiencia de flagrancia, los familiares del microempresario Espinoza escuchaban con detenimiento las acusaciones presentadas por el fiscal que manejó el caso, Henry Estrada. Él dijo que los sospechosos fueron localizados luego de realizar un rastreo satelital de las llamadas telefónicas. El funcionario añadió que las líneas de los celulares de los sospechosos estuvieron activas antes, durante y después del crimen de Espinoza en Sto. Domingo, Los Bancos y Nono (Pichincha). “Esos teléfonos estuvieron en la escena del crimen, según las investigaciones efectuadas”, manifestó.

Los tres detenidos no emitieron ninguna versión de los hechos y se acogieron al derecho del silencio. La parte defensora de los inculpados manifestó que, por la brevedad en la que se realizó la audiencia, no pudo leer el expediente del caso. El Juzgado XXIII de Garantías Penales de Pichincha dio inicio a la instrucción fiscal y ordenó la detención preventiva de los tres inculpados.

Un policía informó que la audiencia de Carlos O. y Alberto O. se efectuó en Santo Domingo de los Tsáchilas. “Se los acusa de intento de asesinato al policía que resultó herido durante el operativo policial realizado ayer”, manifestó ayer un uniformado.

De su lado, los familiares de Gonzalo Espinoza no realizaron declaraciones a la prensa. Solo comentaron en voz baja sobre el caso. Al terminar la audiencia, se levantaron de las bancas de la sala de audiencias y salieron.

Uno de los agentes que participó en las investigaciones descartó que los detenidos pertenezcan a conocidas bandas delictivas. “Otro aspecto que nos ayudó a localizarlos es su modus operandi. Al parecer, ellos también operaban en Los Ríos”, indicó.

Por la tarde, la Policía realizó una rueda de prensa para informar sobre el operativo montado en Santo Domingo. El ministro (e) del Interior, Óscar Bonilla, dijo que el uniformado herido está fuera de peligro y que fue operado la mañana de ayer. Sin embargo, señaló que podría perder la movilidad de la mano por la herida.

Durante la operación, los uniformados también decomisaron esposas plásticas, una soldadora y el automotor donde se movilizaba uno de los aprehendidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)