29 de December de 2010 00:00

Un preso, acribillado en cárcel El Rodeo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

Un cruce de balas en el Centro de Rehabilitación Social de Portoviejo, ubicado en el sitio El Rodeo, dejó como resultado un reo muerto. Se trata de Freddy Estalin Cedeño Lucas, de 45 años, conocido con el alias de ‘El zurdo’.

A las 08:30, el silbido de las balas fue advertido por los vecinos que viven en los alrededores del centro penitenciario.

Cedeño estaba recluido en el pabellón A. Allí fue impactado por cuatro proyectiles.

Para controlar a los reclusos fueron movilizados desde Portoviejo 150 uniformados entre policías e integrantes del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y del Grupo de Operaciones Especiales (GOE). Estos participaron en una requisa que se prolongó hasta el mediodía.

Desde el Comando de la Policía en Portoviejo, los agentes arribaron en dos buses, cuatro camionetas doble cabina y los vehículos de criminalística para transportar al fallecido y a los heridos.

En la zona de estacionamiento del reclusorio, los familiares de varios reos llegaban poco a poco. Beatriz N., esposa de Cedeño, arribó a bordo de una camioneta Dmax doble cabina.

“Mataron a mi negro”, gritaba, mientras caminaba de un lado para otro, esperando noticias concretas sobre el hecho.

Josefa Alcívar se trasladó desde el barrio San Pablo de Portoviejo. “Tengo un hijo que cumple una condena de 6 años. Aspiro que no lo hayan herido, la situación es de cuidado, allí están detenidos delincuentes peligrosos, por eso estoy asustada”, aseguró.

Fabián llegó desde Rocafuerte. “Tengo un primo que está preso desde hace cuatro años, dos veces se ha escapado de ser asesinado. Adentro son muy violentos, a veces no hay ni cómo visitarlo pues a uno lo quieren asaltar y cuando ingresan mujeres las quieren manosear”, comentó.

A las 10:30, los buses repletos de policías salieron del centro carcelario. Posteriormente lo hicieron los vehículos de criminalística y después las camionetas doble cabina con los integrantes del GOE y el GIR.

Nadie sabía quién lideró el operativo. Lo único que se pudo confirmar, a través de varias fuentes policiales, es que durante el operativo se decomisaron armas de fuego, cuchillos y celulares.

En tanto, el cuerpo de Cedeño fue llevado a la morgue del Cementerio General de Portoviejo. En una funda plástica negra fue ubicado el cadáver por los agentes de Criminalística. Un pedazo de tela blanca aparecía manchado de sangre. Cuatro agentes trasladaron el cuerpo para que el médico legista realice la autopsia.

Cedeño estuvo condenado a 25 años de prisión inculpado por un asesinato. Permanecía en el Centro de Rehabilitación Social de Portoviejo desde el 2004.

En el Comando de la Policía nadie proporcionó información sobre el hecho. Hasta las 15:00 se esperaba en la Secretaría del Comando de Policía el parte del operativo realizado en el interior de la prisión, pero no llegó. No se supo si hubo heridos.

Después del mediodía, el comandante de la Policía de Manabí, Fausto Tamayo, señaló que la balacera en el reclusorio se debió a riñas entre internos. Además, que la muerte del reo Cedeño fue por altercados entre presos.

Además, el jefe policial advirtió que el número de uniformados desplazados fue para evitar cualquier sorpresa que podría desencadenar después que se iniciaron los incidentes entre los internos.

Los policías ingresaron a todos los sectores de la cárcel. Allí revisaron cada una de las celdas e incluso la zona de visitas.

Con las pruebas de las requisas que se realizaron en el reclusorio, en dos días más las autoridades policiales darán a conocer los detalles de cómo se inició la reyerta.

En enero del 2009 murieron tres reclusos y dos quedaron heridos también en una balacera en la misma prisión.

Asimismo, entre el 2008 y el 2009 se registraron 24 asesinatos, la mayoría falleció ahorcado, se trataba de reos que estaban próximos a salir libres.

El 7 de enero, en el pabellón A falleció el recluso mantense Antonio Ponce Villafuerte, alias el ‘Cojo Ponce’. Además, sufrieron heridas graves Erick Cabrera y Miguel Ángel Quiñones, quienes fueron trasladados al Hospital Verdi Cevallos Balda, de Portoviejo. Todo empezó por una riña.

El cerramiento de malla metálica facilita mirar las actividades de los reos. Cerca de la cárcel hay un sitio de hospedaje dirigido por misioneros. Allí se hospedan quienes llegan desde otras provincias a visitar a los reos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)