29 de March de 2011 00:00

El policía tiene que ser un especialista en criminalística, economía, química...

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Entrevista a Isidro Sepúlveda, experto  en seguridad.

En Ecuador, la gente cada vez se siente más víctima de la inseguridad. Para atender esa necesidad urgente, ¿cómo debe mejorar la Policía?

Eso es bastante sencillo responder. ¿Qué nivel de preparación debe tener el médico que me atiende? El mejor, y los medios de los que disponga en el hospital deben ser los mejores.

En un hospital, aparte de buenos médico s deben existir excelentes quirófanos y equipos modernos. ¿La Policía, qué tipo de preparación y con qué debe contar?

Capacitación, educación y suficientes medios tecnológicos para actuar contra la delincuencia.

¿Qué tipo de educación?Sobre seguridad y procedimientos y en las academias policiales. No solo deben aprender labores estrictamente administrativas, sino de investigación. Tienen que ser los que pongan a los delincuentes a disposición de las autoridades judiciales. Deben saber de leyes, criminalística y técnicas. Pero lo esencial son los conocimientos de inteligencia para procesar la información que recaben. Solo así podrán enfrentar el gran desafío, la delincuencia organizada y transnacional.

¿Y en cuanto a logística?

La Policía debe contar con los mejores medios. Por ejemplo, no se puede poner a un policía a controlar los límites de velocidad con patrullajes en una bicicleta.

¿Para evitar que sean seducidos por la corrupción?

Con sueldos dignos y con sistemas de supervisión eficaces y eficientes. Generar un sistema de trabajo para que todo buen policía sea premiado y aquel que se deje tentar por la delincuencia tiene que ser ubicado y separado en forma inmediata y castigado.

¿Cómo seleccionar a los candidatos idóneos y que no entre cualquiera a la Policía?

Primero, para seleccionar a los idóneos se debe tener a los mejores y para eso no solo hace falta un salario digno sino competitivo, laboralmente atractivo. Si no es así, no se podrá contar con criminólogos, abogados, directores administrativos, economistas, etc. que quieran integrarse a la Policía.

Es decir, ¿la Policía debe tener en sus filas a una diversidad de profesionales?

Cómo la Policía puede perseguir el lavado de dinero si no es con alguien que conozca de economía o investigar sobre la desaparición de una persona si no conoce distintos niveles criminalísticos como química y biología.

¿Ecuador es un caso aislado en cuanto a seguridad?

Ecuador en este momento está viviendo algunos rasgos de lo que pudiera ser mucho más grave como ocurre en países como los centroamericanos. Guatemala, Honduras y El Salvador son Estados al borde de ser considerados fallidos, fundamentalmente porque las instituciones han perdido el control de las calles ante la violencia y sus instituciones no funcionan porque están corroídas por una corrupción imparable.

¿Así tan grave es?

Dar la vuelta a eso es muy complicado. El policía de El Salvador, por ejemplo, está en riesgo de que cualquier día se presenten desconocidos en su casa y le pidan que mire hacia otro lado y le pondrán sobre la mesa una cantidad de dinero que solucionará de por vida sus problemas. Si él no lo acepta, su familia puede ser atacada. Hoy les resulta mucho más barato matar a alguien que comprarlo.

Ante este panorama, ¿hay la posibilidad de que en un momento los militares asuman el control?

Por supuesto. Esto ocurre en México y Brasil, considerados potencias, entonces por qué no puede ser en Ecuador. En los barrios de Río, por ejemplo, como la Policía no cuenta con medios tienen que entrar los militares.

Pero para eso se necesitan leyes que les autorice.

En Brasil primero hubo un mandato presidencial y luego leyes de enfrentamiento y sobre qué medios pueden utilizar. Sin eso, el General del Ejército dijo no al presidente Lula da Silva.

¿Es idóneo eso de que los militares patrullen las calles?

Por regla general, las Fuerzas Armadas deben intervenir en asuntos de seguridad ciudadana cuando son necesarias las capacidades que solo ellos tienen. Pero cuando los medios están al alcance de la Policía y sus capacidades bastan para enfrentar cualquier amenaza, no hace falta que los militares estén en las calles.

Pero el Gobierno decidió ponerlos en las calles

Es una medida política y no técnica. Puede ayudar a proyectar la autoridad gubernamental, pero no servirá para solucionar el problema delincuencial.

¿ Acaso los militares no están preparados para esto?

Ellos no están entrenados para eso, ni tienen sumisión para hacer cargo a una desestabilización y afrontar a la pequeña delincuencia. Sí están habilitados para enfrentar a las grandes organizaciones delincuenciales que pueden poner en peligro al Estado.

Entonces, ¿cómo mejorar la seguridad ciudadana?

Creo que las estructuras policiales que tiene Ecuador son válidas. Falta una buena capacitación. Más allá del color de los uniformes, la forma de los gorros y las siglas, lo más importante es la calidad de la persona que los porta y la formación que recibió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)