16 de December de 2010 00:00

Un policía implicado en la muerte de Edwin Barros se entregó ayer

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Reds. Cuenca y Seguridad

Las investigaciones sobre la muerte de Edwin Barros Velín, de 21 años, dieron un giro ayer en Cuenca. En la mañana el policía Juan Carlos A., implicado en la muerte del joven, tras una persecución registrada el 2 de este mes, se entregó en el Comando de Policía del Azuay.

El uniformado no estuvo en la audiencia de formulación de cargos del pasado jueves. Allí, el juez de Garantías Penales, Guillermo Neira, dictó prisión preventiva en su contra. Pero no se cumplió porque el implicado no apareció.

Por este hecho y por el procedimiento del operativo, la cúpula policial del Azuay fue duramente cuestionada. El gobernador, Leonardo Berrezueta, pidió al ex Ministro del Interior, Gustavo Jalkh, la remoción de los jefes de la Policía en Azuay. A ese pedido se sumaron el alcalde de Cuenca, Paúl Granda, y el prefecto, Paúl Carrasco. Según los funcionarios, los altos mandos se equivocaron al no mantener vigilancia permanente sobre los implicados.

El jefe del Comando, Edmundo Merlo, argumentó que no había orden de prisión en contra de ningún policía. Él pidió ayer el cambio a otra jurisdicción.

Ayer, Juan Carlos A. fue acompañado por su madre, Luz María Ch., su hermana Janeth y familiares cercanos. Todos son oriundos de Guaranda. El policía, de 25 años, tiene cuatro años en la institución. Está casado. Según la madre, su hijo llegó a su casa el pasado jueves tras salir de franco.Tras su aparición en el Comando, él fue trasladado a la Corte y luego a la Cárcel de Varones. La fiscal Margarita Cordero pidió 60 días para investigar sobre el operativo policial donde intervinieron 23 uniformados, la madrugada del 2 de este mes.

Hasta ahora, Juan Carlos A. y la subteniente Dennis Y., de 23 años, oriunda de Ibarra, están detenidos por orden del juez. El primero porque, según un informe de balística, la bala del arma que estaba a su cargo mató a Barros.

En cambio, Dennis Y. estuvo al frente del operativo. Ese día, Barros y otros cuatro amigos retornaban por la vía rápida Cuenca-Azogues, en una Chevrolet Trail Blazer de propiedad de Barros. Habían ingerido licor y por eso no se detuvieron, como fue el pedido de los policías, de acuerdo con el testimonio de los jóvenes.

La madre del policía explicó que su hijo no desertó. “Estaba franco y hoy (ayer) debía retornar a su trabajo. Como ya sabíamos lo que iba a pasar le acompañé”.

También le acompañó su tío José Luis F. Él lamentó lo que está sufriendo la madre del joven que falleció, “pero mi sobrino no salió a matar”. El tío y la madre del policía creen en la inocencia de Juan Carlos y dijeron que los 23 policías solo cumplían con su trabajo.

Para Rodolfo Cadena, jefe del tercer Distrito de la Policía, “es un policía honesto, con hombría de bien, que vino a dar la cara y a afrontar su responsabilidad en el operativo”. Según él, conoció que cuando fue notificado para la audiencia no se presentó indicando que -en primera instancia- su abogado lo haría.

Ayer, el comandante de Policía Patricio Franco también se pronunció sobre el tema. El oficial acudió a la escuela de formación de oficiales, en Pusuquí. Allí señaló: “Los compañeros y compañeras policías realizaban su patrullaje cotidiano. Lastimosamente los hechos suscitados conllevaron adonde estamos”. Añadió que en este momento existe un proceso judicial. “Nosotros, respetuosos de los entes de la justicia, acataremos lo que deban hacer. Pero realizaban el seguimiento a un vehículo con vidrios polarizados sin placa posterior. No sabíamos a qué estaban enfrentándose”.

Inmediatamente, Franco aclaró que con ese pronunciamiento no se justifica el hecho. “Pero es un trabajo realizado por los miembros policiales que estaban haciendo el trabajo de patrullaje”.

La cronología

02-12-2010

El joven Edwin Barros falleció tras una persecución policial. Ese día, él y otros cuatro amigos circulaban por la vía rápida Cuenca-Azogues , hasta que fueron detenidos.

08-12-2010

La familia Barros Velín, allegados, compañeros y amigos protagonizaron una marcha de protesta por la calle Bolívar (Cuenca) para exigir justicia por esta muerte.

09-12-2010

El juez segundo de Garantías Penales, Guillermo Neira, dictó orden de prisión preventiva en contra de Juan Carlos A. Al día siguiente se hizo lo mismo con Dennis Y.

QUITO

‘Me amenazaron con un cuchillo’Me asaltaron en un bus hace un mes y medio. Me dirigía hacia Caupicho (sur de Quito) desde el mercado Mayorista. Tomé un bus de la cooperativa Vencedores de Pichincha, a las 18:30.

Esto luego de salir de mi trabajo. Recuerdo claramente que ese bus estaba muy lleno y me quedé en la parte posterior, junto a la puerta.

Cuando llegábamos al sector de El Beaterio un desconocido se subió por esa puerta y nos amenazó con un cuchillo a todos los pasajeros.

Nos pidió que le entreguemos todas las cosas que llevábamos y el dinero. Todos nos quedamos asustados y en seguida le entregué mi celular, porque no tenía dinero. Solo estaba con 25 centavos para el pasaje. Ese hombre amenazaba a las personas que estaban sentadas junto a la puerta para que le entreguen sus billeteras y el dinero. Nadie protestó porque el sujeto enseñaba amenazante el arma. Pero ese no fue el único mal momento que he pasado en los buses.

Hace unos dos meses tomé una unidad en la Universidad Central, cuando un desconocido intentó arrinconarme en el asiento para asaltarme. Pero en esa ocasión el controlador del bus me ayudó. Desde el robo tengo más cuidado al subirme a cualquiera de los buses, evito ir en carros que están llenos y también procuro no sentarme en los asientos de atrás.

La propuesta

Patricio Gaybor

Empresario turístico

‘El turista puede reclamar’

Un paso vital para la seguridad hacia el turista es la solidaridad de la ciudadanía. Al ser una ciudad grande hemos cambiado los hábitos de amabilidad y nos ponemos a la defensiva cuando nos preguntan por una dirección e información.

No nos olvidemos que la solidaridad y la amabilidad hacia los turistas es una carta de presentación. Otro paso debe ser que los turistas se informen bien del lugar al que van a llegar u hospedarse. Además, deben tener cuidado con sus pertenencias. Es decir, no sacar mucho dinero y dejar su pasaporte en un lugar seguro de su habitación. Las excursiones deben realizarlas con proveedores de servicios legales.

En la capital funciona la oficina de servicios e información turística. Allí se receptan denuncias de asaltos y robos a extranjeros. Pero además, los visitantes pueden reclamar si fueron mal atendidos en un hotel, restaurante o si les cobraron excesivamente por cualquier servicio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)