30 de May de 2012 00:01

La Policía dice que halló 1,9 toneladas de droga

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los costales en los que se empaquetó la droga fueron bañados en agua de camarón, para evitar que esta fuera detectada por la Policía Antinarcóticos. Pero el cargamento no pasó el retén móvil instalado el lunes, en el ingreso a la ciudad de La Concordia, en Santo Domingo.

Según el parte policial, cerca de las 15:00, un camión de placas EBE-828 se detuvo 500 metros antes del control y el conductor bajó a revisar las llantas, “para simular que cambiaría una”. Esto, dicen los policías, llamó su atención. Los agentes se acercaron a verificar los papeles del chofer.

En el cajón de transporte se hallaron 1,9 toneladas de marihuana embaladas, se informó ayer en la audiencia de flagrancia en el Juzgado IV de Garantías Penales de Quinindé. Según la Fiscalía, la droga estaba en 38 sacos de yute. El conductor dijo que desconocía sobre el contenido y que no participó en el embarque.

Aseguró que había sido contratado en Guayaquil, para llevar la carga desde una playa del recinto El Cabuyal, norte de Esmeraldas, hasta Durán (Guayas). “Me dijeron que era camarón y que me iban a pagar USD 800 el viaje”.

El investigado presentó una guía de viaje de una empresa camaronera de Guayaquil, la cual detallaba el tipo de carga que supuestamente transportaba.

En la audiencia, el Juez IV dictó prisión preventiva en contra del detenido. El fiscal a cargo del caso tendrá 30 días para investigar, durante la instrucción fiscal.

Según un agente de Antinarcóticos, el camión se movilizaba con otros vehículos que le hacían custodia. Tras la detención del chofer, estos se dieron a la fuga, dijo. Se organizó un operativo de búsqueda sin resultados.

La Fiscalía analiza las llamadas que el conductor recibió a su teléfono celular el día de la detención, para buscar a otros sospechosos. Según el detenido, habría sido contratado por un hombre conocido como Fausto.

“Era la primera vez que trabajaba con él”, dijo el sospechoso ante el juez. “Solo soy un chofer de fletes”. Él fue trasladado ayer al centro de rehabilitación social de Esmeraldas. Ahí estará mientras dure la investigación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)