10 de May de 2011 00:00

Sin pistas sobre la muerte de policía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Esta mañana, a las 11:00, serán los funerales del suboficial de Policía, Galo Córdova Cedeño, en el camposanto Jardines de Esperanza, en Guayaquil.

El uniformado, de 48 años, fue encontrado muerto en el interior de su vehículo, la noche del pasado sábado.

El cuerpo yacía dentro de un vehículo Chevrolet Evolution, en el kilómetro 39 de la vía Playas-Guayaquil.

El fiscal Luis Pesantes, quien realizó el levantamiento del cadáver, indicó que el agente tenía dos impactos de bala.

La Policía Judicial de Playas señaló que Córdova regresaba de ese cantón, donde prestó seguridad en los comicios.

Según el Fiscal, el automóvil presentaba impactos de bala en la parte frontal, en la puerta lateral derecha y en el vidrio posterior. “De momento descartamos el robo, porque el policía tenía su reloj, una esclava de oro, y su arma de dotación”, indicó el Fiscal.

Pesantes dijo que el caso podría tratarse de un homicidio calificado. “Según testigos del sector, un automóvil seguía al vehículo del policía, y desde allí se oyeron disparos”.

Criminalística trabaja desde el domingo en el cotejamiento de las evidencias.

El cuerpo de Córdova era velado ayer en la sala de la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Una misa de réquiem está prevista para esta mañana, a las 10:00, antes del sepelio.

En octubre, Córdova iba a cumplir 27 años de servicio.

En tanto, con esta muerte son tres los uniformados victimados en Guayas este año. El primero, el agente de la Policía Judicial, Christian Granizo, fue baleado durante el presunto robode su motocicleta, el 10 de enero; dos días después fue Cristian Cúñez, cuando indagaba la muerte del primero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)