2 de January de 2011 00:00

Un niño de 10 años murió por una bala

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El niño Roberto Jair Pérez García, de 10 años, fue herido en un robo a un bus, el pasado jueves, a las 19:00. Tras el hecho sufrió de 11 paros cardíacos y falleció un día después.

Luego de que Roberto recibiera el balazo, un supuesto policía vestido de civil abrió fuego en contra de los tres desconocidos. El incidente ocurrió en el sector de La Ladrillera, noroeste de Guayaquil. Ayer, a las 10:00, la madre del niño, Carmen G., de 34 años, y su abuela, Zoila Z., esperaban que los médicos concluyeran la autopsia del menor, en Medicina Legal de la Policía.

Según Carmen, su hijo le pidió permiso para ayudar a un chofer de un bus a cobrar los pasajes y ella se lo concedió.

Mientras Roberto Jair trabajaba, se subieron tres hombres y robaron a los pasajeros. El pequeño reconoció a uno de los hombres y este le disparó. La bala atravesó el rostro.

Enseguida, los presuntos autores del hecho se bajaron del bus y un supuesto policía abrió fuego en contra de ellos. En ese cruce de balas murieron Jorge Leonardo Zambrano Mora, de 21 años, y Edwin Fernando Coque Castro.

Gloria Castro., de 37 años, llegó el pasado jueves hasta la Policía Judicial para denunciar ante la Fiscalía el fallecimiento de su hijo, Edwin Coque. Aseguró que en una situación confusa, el joven de 20 años fue asesinado a ocho cuadras de su casa.

La madre de Zambrano, María Esther Mora., de 42 años, denunció que mientras su hijo se dirigía a una farmacia para comprarle medicamentos, a pocas cuadras de su casa. Fue asesinado en un cruce de balas entre los desconocidos y otra persona.

Mientras tanto, el chofer del bus llevó al menor de 10 años al Hospital Universitario. Cuando la madre llegó, un doctor le explicó que su niño estaba grave y que allí no había los equipos para salvarlo. Lo trasladó al Hospital Enrique Bustamante. A las 19:00 del viernes, Roberto Jair falleció después de sufrir 11 paros cardíacos.

En otros hechos, en la madrugada de ayer y de forma violenta fallecieron tres personas en Guayaquil. A las 04:00, en la reunión familiar por el inicio del 2011, Jesús Orly Benítez Falquez, de 34 años, empezó a discutir con su primo Xavier F., en la cooperativa Nueva Prosperina, en el noroeste.

El hermano de Jesús, José B., explicó ante la Fiscalía que ambos familiares se armaron con cuchillos y, a pesar de la intervención de los allegados, Xavier le dio tres puñaladas a Jesús, quien falleció en el instante.

En el sur, hubo dos asesinatos. Se presume que en ambos casos fueron víctimas de sicariato. Geovany Reyna Mendoza, de 34 años, estaba en la ventana de la casa de su abuela, ubicada en Los Ríos y Sedalana, a las 01:00 de ayer.

En ese momento, un hombre que se bajó de una motocicleta le propinó siete balazos. Su padre, José R., en la denuncia realizada en la Policía Judicial, mencionó que presume que el sujeto alias ‘Loquillo’ fue quien mató a Geovany , ya que él habría asesinado a su otro hijo, Abraham Reyna Mendoza, en enero del 2010.

Asimismo, ayer, a las 06:00, los vecinos de Nancy A. la buscaron para que reconociera a un muchacho que yacía muerto en la calzada, en la 9 y Sedalana (sur).

Ella confirmó que se trataba de su sobrino Darwin Daniel Zapata Flores, de 25 años. Según testigos, dos hombres se bajaron de una moto y le dispararon cinco tiros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)