Un milagro salvó al capitán Pazos del accidente en el helicóptero presidencial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Con las radiografías de dos fracturas, el doctor Roberto Gilbert explicó el diagnóstico del capitán Fabián Pazos Narváez, el único sobreviviente del accidente del helicóptero presidencial, registrado a las 17:00 de ayer jueves 20 de febrero en la comunidad San Roque, Huigra, en Chimborazo.

“Está consciente. Presenta dos lesiones serias a nivel de huesos: fractura de radio y cúbito del antebrazo derecho y una luxación del tobillo, el hueso está salido completamente (…). Dios ha sido bondadoso con él”, dijo el director de la Clínica Guayaquil, ubicada en el centro del Puerto Principal.

Hasta ahí fue trasladado Pazos. Llegó a las 02:20 de este viernes 21 de febrero luego de ser rescatado por personal de las Fuerzas Armadas.

Cerca de las 12:00 de hoy ingresó a quirófano para una cirugía. Traumatólogos y médicos vasculares están a cargo del procedimiento médico.

“De lo que he conversado con él dice que fue un accidente súbito -explicó Gilbert-. Me dijo que iban volando a velocidad de crucero, 70 nudos o algo así por el estilo, y que fue un impacto súbito”.

En el accidente fallecieron el teniente Jorge Luis Flores, el capitán Héctor Caicedo y el sargento segundo Cristian Unda, según informes de las Fuerzas Armadas. El helicóptero siniestrado fue el FAE-601, asignado para la movilización del presidente Rafael Correa. Es de tipo Dhruv, fabricado en la India, y fue adquirido por la Aviación en el 2008 junto a seis naves similares. Sus tripulantes cumplían una misión de traslado en la ruta Guayaquil-Quito.

Según el doctor Gilbert, la recuperación del capitán Pazos tomará unas seis semanas. “Como el impacto fue tan grande, hubo tres fallecidos, tenemos que tenerlo en observación severa porque hay lesiones que pueden salir después. Por ejemplo, el hígado puede comenzar a desgarrarse poco a poco, hacerse un hematoma y estallar súbitamente después. Algo similar puede ocurrir con el bazo”.

Hasta la Clínica Guayaquil también llegó el gobernador del Guayas, Rolando Panchana. “Es un milagro de Dios que Fabián esté en esas condiciones después de un accidente tan grave”, dijo. A las 17:00 Panchana regresará a la clínica para conversar con Pazos y sus familiares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)