17 de June de 2012 00:01

‘Mi hijo sufrió un trauma tras el asalto’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Luisa R. /  víctima de la inseguridad.

Dos hombres asaltaron a mi hijo en la esquina de mi casa. Ellos le rompieron la cabeza. Recuerdo que fue un sábado por la noche. Mi esposo y yo mirábamos una película.

Yo estaba preocupada por mi muchacho de 20 años que fue a una fiesta ese día, por la tarde. Es estudiante universitario y asistió a la despedida de un amigo. Los festejos fueron en una casa al norte de Quito. Nosotros vivimos al otro extremo, en el sur.

A eso de las 22:00 de ese día, le pedí a mi esposo que se comunicara con él. Sin embargo, su teléfono móvil estaba apagado.

Minutos después sonó el timbre de la casa y al abrir la puerta, vi a mi hijo. Solo atinó a decir que le habían asaltado cerca de allí.

Estaba descalzo y en camiseta. Al preguntarle sobre lo que le sucedió, me dijo que un par de hombres le habían pedido una moneda. Él respondió que no tenía dinero. Acto seguido, uno de ellos le indicó una pistola de manera amenazante.

Mi muchacho, en estado de pánico, intentó gritar pidiendo auxilio. El otro hombre, aparentemente con un arma de fuego, lo golpeó en la cabeza.

Luego de la agresión, mi hijo sintió que estaba herido. Lo botaron al suelo y le arrebataron su teléfono, los zapatos, la chompa y su billetera con algo de dinero.

Escuchar su relato me conmovió demasiado. Verlo en el portón herido y asustado, es una imagen que quiero borrar de mi mente. Sus manos no dejaban de temblar en el camino al hospital.

Allí, los doctores nos indicaron que sufría una leve hemorragia.

La mañana siguiente asistimos a las oficinas de Policía Judicial. Para la denuncia del hecho delictivo le preguntaron sobre la descripción física de los dos hombres que le agredieron.

Mi hijo, un poco más tranquilo, les dijo que las dos personas tenían el cabello largo y que vestían completamente de negro.

En esa ocasión el asalto fue superior a los USD50, pero lo que más nos dolió fue la agresión que sufrió en la cabeza.

Esa experiencia lo llenó de temores. Prefiere no salir por la noche ni a compromisos.

Creo que el asalto le ocasionó algún tipo de trauma y estoy buscando la ayuda de psicólogos para que reciba tratamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)