27 de June de 2011 00:04

‘Me dijo cuidado con denunciar o te buscamos’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Eran aproximadamente las 15:00. Un joven de apariencia normal, con camisa de manga larga y blanca  hizo   parar mi taxi   en la avenida Abraham Calazacón.

Pidió que lo trasladara al barrio Juan Montalvo, al oeste de la ciudad. Es un sector  que está  al extremo de Santo Domingo.

Cuando llegamos a ese lugar me dijo que lo llevara a una zona donde el estado de las calles era pésimo. Había huecos y tenía que bajar la velocidad. Eso me hizo  sospechar que se trataba de un asalto.  Luego me condujo a  un callejón sin salida. En ese momento pensé que ya no me iba a salvar de un robo.  Él dijo que vivía al final de ese callejón y que lo condujera   hacia     allí. Le respondí que ya no le podía llevar más allá,   porque era el fin del camino.  Fue en ese momento en que  sacó su pistola. La colocó frente a mi rostro. Él estaba sentado en el asiento del copiloto.

Me  dijo   que le diera todo lo que tenía encima. Lentamente, él abrió la puerta mientras iba saliendo del vehículo. No dejó de apuntarme ni un momento. En ese momento se volvió como   loco. Me percaté que tenía el dedo puesto en el gatillo. Yo era consciente de que un mal movimiento mío o el nerviosismo de él podría costarme la vida. Traté de ponerme sereno y despacio le iba dando mis pertenencias. Le entregué  mi celular, la memoria del vehículo y USD 25 que había ganado hasta esa hora del día.

Trataba de mantenerme tranquilo para pensar qué podía hacer. Si hacía algún movimiento él me hubiera disparado, pero no podía arriesgar mi vida.
Luego que le entregué mis pertenencias, el ladrón me dijo “cuidado con denunciarme. Yo no soy solo y te vamos a buscar si haces algo”. Enseguida noté que en los alrededores había más gente con apariencia de delincuentes que me estaban observando.

Di retro despacio y me fui a la casa. No avisé a la Policía ni puse la denuncia. Fue raro que me asaltaran a esa hora. La mayoría de robos a taxistas en Santo Domingo  suceden a partir de las 17:00.

Usan  el mismo mecanismo.  Llevan a los transportistas a los barrios que quedan a las afueras de la ciudad. Aprovechan la oscuridad de  la noche para despistar y  meterse en sus escondites.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)