9 de September de 2012 00:15

Un marino murió por asfixia en un hostal del centro de Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En ropa interior y envuelto en una sábana. Así encontraron a Wilson U. en un hostal en el centro de Guayaquil. Eran las 20:00 del viernes cuando el propietario del alojamiento ingresó a la habitación y lo vio tendido en la cama.

El hombre de 25 años, oriundo de Guaranda (Bolívar), era miembro de la Marina. Su hermano, Óscar U., denunció el hecho ante la Fiscalía de la Policía Judicial la mañana de ayer.

Sus familiares hablan de un homicidio. “Él me llamó temprano. Estaba contento porque lo habían ascendido a cabo segundo. Lo último que supe era que estaba con una conviviente y después lo encontraron muerto”, comentó el hermano.

Según el reporte de Medicina Legal de la Policía, Wilson U. fue hallado con una sábana rodeando su cuello. La causa de la muerte fue asfixia por ahorcadura, según la autopsia.

Con este caso, la morgue de la Policía Nacional registró cuatro muertes por asfixia entre el viernes y la madrugada de ayer. Los familiares de Ipólito Q. esperaron su cadáver afuera del anfiteatro, la mañana de ayer.

El hombre de 58 años desapareció el jueves, cuando laboraba como patrón costanero, remolcando a los buques que ingresan al Puerto Marítimo. Por 20 años fue capitán y la última vez que lo vieron fue junto a un muelle ubicado en el Guasmo Central, sur de la urbe.

“Un compañero se dio cuenta de que no estaba porque lo esperaba para salir del trabajo”, contó Dolores F., familiar. Recién el viernes, a las 17:00, hallaron su cuerpo flotando en el río Guayas, junto al muelle de la Caraguay.

“Para llegar al muelle tenía que pasar por tres barcos. Parece que en el camino se cayó y se golpeó la cabeza. Quedó inconsciente y no pudo nadar”, relató Gonzalo B, otro familiar, mientras vio salir su ataúd de la morgue. Según informe médico, Hipólito Q. sufrió un fuerte golpe en la cabeza y un paro cardíaco.

Un caso similar fue el de Gustavo V., de 32 años. Su cuerpo fue hallado en un ramal del estero Salado, en el Suburbio. Sus familiares creen que intentaron robarle y luego lo empujaron al estero. Sufrió un edema pulmonar, según la autopsia.

En tanto que en el bloque 6 de Bastión Popular (norte), Marcelo A., de 27 años, fue encontrado muerto, sujeto al tumbado de su habitación.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)