10 de August de 2010 00:00

Los machaleños piden que se declare a El Oro en emergencia por los crímenes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Machala

La violencia arrebató sus dos únicos hijos a Vicente Cárdenas, Juan Francisco y Álex, jóvenes profesionales y microempresarios, fueron asesinados en diferentes ataques en El Oro.

Juan Francisco murió en Machala en abril del 2009, víctima de un asalto. Su hermano Álex falleció la noche del 21 de julio último; intentó seguir a los desconocidos que habían atracado su local de Internet, pero fue alcanzado por un proyectil, en la cabeza.

Esos crímenes y los de otras víctimas de asaltos y sicariato motivaron a familiares y a organizaciones de El Oro a formar la Coordinadora Ciudadana por la Seguridad. Y una de sus primeras actividades fue una marcha, ayer, por el centro de Machala.

A las 09:30, unas 3 000 personas copaban unas cinco cuadras de la avenida 25 de Junio, la principal vía de la urbe, desde el punto de concentración, en el parque Ismael Pérez.

Entre ellos se contaba a organizaciones eclesiásticas, barriales, taxistas, obreros y estudiantes de centros educativos particulares.

La prima de Byron López, taxista de 27 años que fue hallado muerto a inicios de abril, tras haber sido secuestrado, estuvo en la primera fila. En sus manos levantaba una foto de Byron. “Apareció muerto el Jueves Santo. Era un esposo ejemplar, que dejó huérfano a un pequeño”, reclamaba la mujer, quien pidió omitir su nombre.

Con banderines, pancartas, camisetas impresas con fotos de las víctimas y una gran bandera blanca, los marchantes avanzaron hasta el edificio de la Gobernación. En el camino hicieron un alto frente al local de Álex Cárdenas. Allí prendieron velas y guardaron un minuto de silencio.

Entonces, avanzaron hasta que se detuvieron, por 10 minutos, frente a uno de los edificios que alquila la Corte de Justicia de El Oro. Hubo gritos e insultos contra jueces. Entre el bullicio, el sacerdote Johnny Chuya levantó una cruz de madera y pidió rezar una plegaria por las víctimas.

Los organizadores de la marcha entregaron, a las 11:00, un manifiesto al gobernador Édgar Córdova. Le pidieron que concretara un plan de seguridad, para reactivar y equipar los puestos de apoyo comunitario, y que declarara a la provincia en emergencia.

La Policía Judicial de El Oro registra 100 crímenes en lo que va del año. Según Fausto Olivo, jefe de la PJ, la mayoría de esos hechos tiene relación con ajustes de cuentas entre bandas delictivas de la zona. Sin precisar cifras, el oficial aseguró que los índices delictivos en El Oro han bajado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)