30 de June de 2010 00:00

Jurado: Sucuzhañay fue asesinado por odio racial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Corresponsal en Nueva York

Keith Phoenix deberá responder por la muerte del ecuatoriano José Sucuzhañay. La noche del lunes, tras siete horas de deliberaciones, el jurado lo encontró culpable y con el agravante de odio racial, tras un segundo juicio que se llevó adelante en Brooklyn, Estados Unidos.

“Al fin se hace justicia y el veredicto es el que esperábamos”, dijo Diego, hermano de la víctima y quien se convirtió en incansable luchador para que esa muerte no se quedara como un crimen más.

A la familia Sucuzhañay le preocupaba que el mensaje no fuera más contundente, tras la anulación del juicio anterior, debido a discrepancias en el jurado.

Además de Phoenix, de 30 años, había sido inculpado Hakim Scott, de 27, por atacar a los hermanos Romel y José Sucuzhañay la madrugada del 7 de diciembre del 2008, en Brooklyn. Lo hicieron con una botella de cristal y luego con un bate de metal. Los dos atacantes fueron juzgados en juicios diferentes.

Romel salió ileso de este ataque y se convirtió en el testigo principal de este juicio. Él, bajo juramento, aseguró que los atacantes los insultaron por ser latinos y supuestamente por ser gays. Otros dos testigos también aseguraron haber escuchado ofensas raciales contra los ecuatorianos.

Phoenix podría enfrentar una pena máxima de hasta 40 años de cárcel. Será sentenciado el 5 de agosto. Scoot, quien ya había sido hallado culpable, recibirá su sentencia el 17 de julio próximo.

“Solo horas después de esa horrible tragedia, fui al lugar donde José fue atacado y desde entonces me prometí que quienes acabaron con la vida de José debían ser encontrados, sentenciados y que su única manera de salir de la prisión tenía que ser en ataúdes. Ahora estoy aquí para reafirmar esto”, dijo el fiscal de Brooklyn, Charles Hynes.

No obstante, Phoenix, en una reciente entrevista que dio al diario Daily News desde la cárcel, dijo que él no era un asesino, que nunca quería que alguien muriera. “Siento remordimiento por esa muerte. Para mí solo fue una pelea callejera que terminó mal”.

Durante las deliberaciones el jurado solicitó algunos detalles con respecto a la definición de términos como crimen de odio y de complicidad e intento de asalto. En la sala estuvieron presentes Diego y Romel Sucuzhañay.

Pablo Calle, de la Secretaría Nacional del Migrante en EE.UU., dijo que el Gobierno está satisfecho con el fallo del jurado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)