22 de November de 2011 00:01

José Serrano estuvo al tanto del operativo del 12 de mayo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El celular suena una y otra vez. Juan Campaña contesta, pero apenas suelta dos frases: "Precisamente eso estamos indicando que usted no tiene sentencias ni nada. Llámeme luego y aclaramos", dice.

Él es abogado de Diego V. y de los hermanos Francisco P., y Juan P., ex funcionarios del Ministerio de Justicia que son investigados por presunto delito de cohecho.

Ayer, el abogado Campaña habló por teléfono con Francisco y aseguró que es la única forma cómo se contacta con sus clientes.
Pero aclaró que los hermanos no están en la clandestinidad, aunque Diego V. dijo que sí.

Los tres tienen órdenes de prisión preventiva que el 28 de octubre pasado emitió la Segunda Sala Penal de la Corte Nacional.
Desde entonces los jueces estudiaron el caso y la tarde de ayer se conoció que el fallo judicial quedó listo en la Sala Penal y que hoy se notificará en los casilleros
judiciales de los abogados que defienden a los involucrados.

Pero ayer, Campaña decía: "Ya estamos armando la defensa, voy a entrar de lleno (en el proceso)". No obstante, el judicial se declaraba sorprendido y 'abrumado' por cuanto "no existe causa probable, ni un dato relevante sobre la existencia de un delito de cohecho".

Este caso se produjo el pasado 12 de mayo cuando la Policía detuvo a 10 personas en una cafetería del norte de Quito y se las acusó de supuestamente negociar cargos en el sistema judicial.

Ayer, este Diario accedió a nuevos documentos oficiales que revelan que el entonces ministro de Justicia, José Serrano, estaba enterado de esta aprehensión.

De hecho, fue una de las últimas acciones que ejecutó en esa Cartera de Estado, pues al día siguiente en Carondelet se posesionaba como Ministro del Interior.

En oficio 655-2011, el fiscal Luis Sánchez relató que él vio lo sucedido en la cafetería. "Realizado el proceso judicial dispuse que se los traslade (a los detenidos) a la PJ, pero como no había vehículos para su movilización tuvimos que esperar". El documento fue remitido, el 21 de junio, al Secretario de la Fiscalía General.

Luego señaló: "Una persona del Ministerio de Justicia me indicó que el señor Ministro llegaría al poco rato y que por favor esperara. Como no había los autos accedí. Cuando llegó, ya se encontraban los medios de comunicación y dio una rueda de prensa".

Por ello, al abogado Campaña le resulta extraño que se involucre a sus clientes cuando ellos "colaboraron para beneficio de la verdad". Y advierte: "Si conocía el Ministro sobre estas cosas, obviamente estuvo ejerciendo un acto constitucional de combatir la corrupción". Pero indica que se trata de un caso 'atípico', donde "el denunciante termina vinculado".

El 12 de mayo, los tres ex funcionarios de Justicia fueron decisivos para el arresto de los judiciales. Ellos aseguran que ese día siguieron instrucciones de Serrano para el operativo en la cafetería.

A la misma hora que la defensa de los ex colaboradores de esta Cartera de Estado presentaba sus alegatos, en el Ministerio del Interior, Serrano también se refería al caso. El funcionario convocó a conferencia de prensa para hablar del denominado plan Los Más Buscados. Ante preguntas referentes al caso de los
jueces reconoció que lo que hizo fue "coordinar la aprehensión" "con la Fiscalía y la Policía Nacional".

Y aclaró que lo volvería hacer. "Por ahí alguien dice que (el operativo) no era competencia del Ministerio de Justicia, pero perdonen esto es competencia de todos los ciudadanos, es un deber denunciar cualquier acto ilícito que se vaya a dar, como era que funcionarios judiciales vayan a pagar por sus cargos".

Este Diario también obtuvo la declaración que Juan C., rindió en la Fiscalía dentro de la instrucción número 17-2011. En el documento de siete páginas, él relata que al llegar de Guayaquil al aeropuerto de Quito tomaron un taxi y que allí le preguntó a Francisco P., si se iban directamente al Ministerio de Justicia. "Él me manifestó que sí, pero después de unos minutos nos dijo que primero iríamos a una cafetería que está cerca del Ministerio debido a que el personal está en horas de salida y porque están sacando las cosas del doctor José Serrano que se cambió de Ministerio".

Esta declaración no coincide con la entregada por Juan P., hermano de Francisco P., Él señaló que "al azar ellos decidieron que tomemos un café en algún restaurante cerca del Ministerio de Justicia, el señor fiscal entró a dicha cafetería, estuvo al mando del operativo y escuchó todas las propuestas de los señores procesados en esta investigación".

Sobre el escritorio del defensor de los tres ex funcionarios de Justicia están el expediente y al menos ocho fotografías. En todas aparecen personas vestidas con uniforme camuflaje café, el atuendo que utilizan los guías penitenciarios de la Dirección Nacional de Rehabilitación Social.

El abogado Campaña indica a un hombre y dice que es Francisco P. En una de las fotos aparece con un equipo antimotines y se dijo que trabajaba como supervisor. Según el abogado, los hermanos laboraban directamente para el Ministerio de Justicia, aunque Serrano tiene otra versión: "Solo sé que uno de los hermanos era del Ministerio de Justicia. El señor (Diego V.) y el otro hermano no eran funcionarios".

Por ahora, la defensa analiza pedir una versión de Serrano, para saber exactamente qué pasó el día del arresto del grupo. Pero adelanta que no se concretó el delito, porque no se "llegó a entregar el dinero". Y se remite al parte policial firmado por el suboficial segundo de Policía, Édison Acosta.

Allí se dice que las evidencias fueron proporcionadas por el Fiscal y que se entregaron en la prevención de la PJ "para que se siga con la cadena de custodia".

El día del operativo, el Ministerio de Justicia desplegó ampliamente el caso a través de su portal de Internet, donde detalló que "en poder de los sospechosos se hallaron USD 20 000 (17 000 en cheque y 3 000 en efectivo)". Y que este sería el primer pago, porque faltarían USD 480 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)