2 de December de 2012 00:01

José Miguel Piuzzi: ‘El crimen afecta a personas, estados y sociedad’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1

 Entrevista José Miguel Piuzzi / Doctor en Ciencia Política y Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca

¿Cuáles son las  nuevas amenazas que debe afrontar la región  sudamericana?
Desde el 2003  se han definido como  amenazas a todo  lo  que se relaciona   con el crimen organizado y  el narcotráfico. También con algunos temas que afectan al  continente  y que están vinculados con la seguridad humana y que se  plantean como riesgos.

En ese  sentido, ¿cuál es  el nuevo  papel   de las Fuerzas Armadas?

Son los nuevos objetivos  que aparecen   en el plano de la cooperación internacional.   Los países tenemos compromisos que  se deben cumplir y dentro de estos   está  el empleo de algunos de nuestros soldados  en misiones de paz.  Esas  actividades  ya están  asumidas en las Fuerzas Armadas. Lo clave es    diferenciar   a lo que se conoce  como nuevas amenazas en los  países. Cada nación  tiene  una realidad diferente  y  su  respuesta  propia   ante los problemas.  No hay   patrones establecidos.

El narcotráfico, la trata de personas, la producción de precursores químicos ¿son  problemas regionales?
Es clave  distinguir entre un riesgo o una vulnerabilidad  que   puede ser enfrentada desde un punto de vista policial. Por el otro lado, también es bueno  identificar   cuando el problema llega a un nivel de amenaza,   que debe  ser tratado desde el  ámbito militar.  Por  eso, las  realidades de cada uno de los países  son muy diferentes.

¿Cuáles son las  diferencias que usted menciona?
Primero, la misión constitucional que tienen  las FF.AA. de cada nación. La política de defensa que haya definido   de acuerdo a la misión constitucional. Y  el objetivo  o la amplitud de la misión que tiene la Policía. La dinámica que se da   para enfrentar un problema puede ser distinta de uno con otro.

Frente al crecimiento del narcotráfico, ¿se podría decir que el crimen organizado le está ganando la batalla a la Policía y que ahora se requiere del apoyo de las Fuerzas Armadas?
En Chile no es así, pero  en  una  parte de nuestra región  la situación es compleja y  países como México han dispuesto el empleo de instituciones  armadas en algunas partes   de su territorio.

¿En Chile hay serios problemas de narcotráfico?
En general, los problemas que tenemos son problemas de un punto de vista policial.  Hay un nivel bastante bajo en comparación con otras  naciones  de la región en el tema de crimen organizado, narcotráfico y en  ciertas vinculaciones con grupos terroristas. Eso es  bajísimo en el caso de Chile.

¿Cuáles son los nuevos retos para las Fuerzas Armadas de Chile?
Los nuevos enfoques se basan  en  que las FF.AA.  actúen   cuando   el  Gobierno decrete un Estado de Excepción. También pueden operar   en misiones que tengan que ver con amenazas no convencionales como el crimen organizado o el  narcotráfico, cosa que en este momento no se ha dado.

El crimen organizado ha crecido internacionalmente, ¿es hora de que los militares actúen en esos temas?
Hay una mayor dedicación porque es una de las amenazas que  afecta a las personas,  a  los Estados y a la sociedad en general.

¿Cuál es la preparación de los militares en ese campo?

Uno de los grandes desafíos es conocer  cuál es el modelo de profesionalismo militar que hay que desarrollar. También   cuál es el tipo de organización que desarrollamos para poder dar respuesta a las  diferentes clases de amenazas, ya sean convencionales o   nuevas que han aparecido.

¿Cuánto tiempo puede  llevar a cambiar la mentalidad y doctrina de un soldado?

Un proceso de modernización toma muchos años. Por ejemplo, en el caso de Chile ha  durado cerca de  20 años. Primero se debe adecuar lo que está presente para crear una base sobre la  que se pueda trabajar.

HOJA DE VIDA
Su experiencia.  Nació en Chile. Es  magíster en   Ciencias Militares con mención   en Gestión y  Planificación Estratégica.
 
Su carrera.  En el Ejército de su país  alcanzó el grado de General de División y se desempeñó como Director del Centro de Estudios e Investigaciones Militares; Comandante del Comando Logístico y, posteriormente, fue el primer Comandante de Apoyo de la Fuerza.
   
Su  punto de vista.  Los  nuevos   objetivos de las FF.AA. de la región  tienen que ver con la cooperación internacional en las misiones de paz en otras naciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)