29 de October de 2012 00:03

Las investigaciones por muerte de niño de tres años continúan

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En marzo de este año, Cristian M. (nombre protegido) cumplió tres años. Sus padres compraron un pastel para festejar con sus amigos y familiares. Ahora solo queda el recuerdo de ese niño alegre y sociable.

El menor falleció el miércoles pasado tras ingerir el contenido de un sobre que encontró en la vereda de su casa, ubicada en el barrio La Dolorosa (Ambato).

Los médicos que le atendieron en la sala de emergencias de un hospital de la capital tungurahuense confirmaron que murió por una posible sobredosis de cocaína. El traslado al cementerio se cumplió el viernes pasado.

Las investigaciones continúan tras la muerte del niño. El fiscal que maneja el caso, Diego Moreno, manifestó que hay varias hipótesis de lo que ocurrió.

La ropa y juguetes del menor todavía permanecen apilados sobre su cama, la cual compartía con sus tres hermanos. La madre del pequeño llora al recordar lo sucedido. “Se levantaba a las 10:30 y me pedía yogur con pan. Cuando veía a los vecinos les saludaba y en el barrio le querían”.

La mujer, de 25 años, aún no se explica cómo ese sobre llegó a las manos de su hijo. “Me culpan que soy consumidora de droga, pero eso es falso. La Policía revisó mi casa y no encontró nada”.

El padre de Cristian, Guido, aún no se recupera. Camina por la casa con la mirada baja. Ese día estaba en Cuenca. Trabaja en una fábrica de calzado en el barrio El Ollero, en la vía a la parroquia Pinllo. El martes viajó con su jefe para entregar mercadería. A las 13:30 se enteró de lo sucedido.

Con el sueldo que percibe paga el arriendo, alimentación, vestimenta y educación de sus hijos. “Era el consentido de la casa. Cuando me iba a jugar fútbol corría a vestirse para que le llevara. No se de dónde salió el sobre”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)