2 de February de 2012 00:02

Incertidumbre tras el cierre de locales donde se prendaban joyas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La gente se agolpó en las afueras de los locales de compraventa de Esmeraldas, desde las primeras horas de ayer. Llegaron en busca de información sobre la incautación de sus pertenencias.

Caminaban de un lado a otro. Tenían la mano derecha en la quijada y mejilla. Los negocios donde habían dejado anillos, cadenas, pulseras y aretes de oro estaban cerrados. La Policía los allanó el martes.

Había guardias privados, pero no sabían lo que pasaba. El ambiente se caldeó. Comenzaron los gritos, los reclamos, las señales de protesta y unas 200 personas decidieron ir a la Fiscalía para pedir explicaciones.

El fiscal provincial, Simón Lara, atendió a los representantes del grupo. El resto se quedó fuera del Ministerio Público.

Luego se les explicó que las joyas incautadas podrán ser retiradas después de 15 días. Los dueños deberán realizar una declaración en el Fiscalía y presentar el recibo que le entregaron a la hora de empeñar sus joyas.

La medida fue validada por el fiscal encargado del caso, Lenin Pérez. “No se les cobrará nada de dinero. La actividad que se realizaba en los negocios era ilegal”.

Según la Policía, los negocios pudieron ser utilizados para el lavado de activos. En la provincia de Esmeraldas operan grupos dedicados al narcotráfico.

El operativo del martes dejó 14 personas detenidas por presunta usura. La audiencia de formulación de cargos en su contra iba a desarrollarse en un juzgado, pero por seguridad se la hizo en el Comando de Policía ayer.

Unas100 personas, entre familiares y dueños de los negocios, se apostaron en los alrededores del recinto para exigir su libertad. Aunque no quisieron identificarse aseguraron que realizan una actividad económica legal.

Para el abogado de los 19 negocios, ninguno de sus defendidos fue detenido en flagrancia, por lo que estaría injustamente retenidos. Fue lo único que dijo durante el receso de la audiencia, al mediodía. El proceso se reanudó a las 14:00 y se extendió hasta el cierre de esta edición.

El jefe del Comando de la Policía, Ramiro Mantilla, dijo que durante el operativo se allanaron 23 domicilios y que se encontraron USD 12 000. También 1,2 millones de pesos colombianos; seis pistolas, seis revólveres, una escopeta, 300 municiones y documentos de los negocios.

La cantidad de oro incautado no se dio a conocer oficialmente, pero un miembro de la Unidad de Investigaciones de Delitos Energéticos e Hidrocarburíferos (Uideh), dijo que fueron 50 k de oro. Estarían valorados en cerca de USD 1 millón.

Los operativos se realizaron de forma simultáneamente en Esmeraldas, Pichincha, Guayas, Manabí y Los Ríos.

Por la magnitud del operativo agentes de la DEA (Dirección Antinarcóticos de EE.UU., por sus siglas en inglés) lo siguieron de cerca. Los mayores resultados se dieron en Esmeraldas, porque según Mantilla, la ciudad era el centro de operaciones. Eso lo confirmó el agente de la Uideh.

“Se presume que en Esmeraldas se acopiaba el oro de las demás provincias y se llevaba todo a Colombia por la frontera”.

Aunque el agente dijo que Quito también era un sitio clave para el lavado de oro. En la capital se habrían recuperado USD 40 000.

El dinero encontrado en Esmeraldas estaba encaletado en paredes y cajas fuertes con doble fondos, según el comandante de la Policía de Esmeraldas.

El caso se tramita en el Juzgado Tercero de lo Penal de Esmeraldas. En ese mismo juzgado reposan otros casos relacionado con el narcotráfico. El más significativo: el Resurgir. La Policía decomisó una tonelada de cocaína en Esmeraldas y USD 500 000.

María Q. fue una de las perjudicadas por los presuntos ‘chulqueros’. Ella también estuvo ayer en las fueras del Comando de la Policía. Se mostraba preocupada porque según ella, hace unos años, ya perdió USD 6 000.

“Le entregué dinero al notario (José) Cabrera para que me pague intereses y cuando murió ya no recuperé el capital”.

Los afectados por el cierre de los negocios conformaron un comité de reclamo para iniciar acciones legales. “No queremos que pasen seis meses para la devolución de las prendas”, dijo Yansi Tenorio.

“Se espera que este no sea el reemplazo de un feriado bancario”, agregó Freddy Portocarrero, quien empeñó un cordón de oro valorado en USD 700. Por ese artículo recibió USD 100. El dinero lo empleó en la celebración del grado de uno de sus hijos.

La supuesta usura

El intendente de  Policía de Esmeraldas, César Cortez, dijo que los negocios de compraventa de joyas cobraban hasta el 20% de interés  mensual por el valor prestado a quienes dejaban prendadas sus pertenencias.    

En el Comando de  Policía de Esmeraldas están las joyas, dinero en efectivo, armas y documentos encontrados durante la operación Usura Ecuador.
30 personas habrían sido detenidas en el país por estar vinculadas a los negocios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)