22 de June de 2012 00:22

La idea de que blindados retiren dinero durante las noches no cuaja

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una plancha de cartón cubría ayer la puerta de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) en El Condado, norte de Quito. Detrás de la ventana, los empleados miraban a las personas que se acercaban al local y se negaban a hablar sobre el robo registrado en ese lugar.

[[OBJECT]]A las 04:00 de ayer, desconocidos rompieron el vidrio de la puerta de esa dependencia y se llevaron dos computadoras y teléfonos celulares. Una puerta fue rota y en uno de los cristales había un agujero. La Policía descartó que se hayan utilizado armas de fuego. “Al parecer, los desconocidos utilizaron un tubo para romper el cristal y no lo lograron. Luego quebraron otro vidrio”, informó la Policía tras el hecho.

Un guardia que vestía pantalón negro y camisa roja sacó la cabeza por el vidrio roto. “Nadie va a hablar, no sabemos nada de lo que pasó”, dijo de forma enérgica. Al frente del local, una carpa de la Policía Nacional fue ubicada junto a una motocicleta negra del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) para dar seguridad en ese sector. En la administración del centro comercial se informó que se trató de un acto vandálico.

Este es el segundo hecho delictivo registrado en un centro comercial de Quito en esta semana.

Cerca de las 18:07 del lunes, cinco hombres armados con pistolas y subametralladoras MiniUzi abrieron fuego contra tres guardias de seguridad que transportaban dinero hasta un vehículo blindado, en el Quicentro Sur. La balacera se suscitó en las inmediaciones de las gradas eléctricas que conducen al parqueadero. En esa escalinata, Tito Morocho, cliente del centro comercial, fue alcanzado por balas y falleció.

Luego de ese hecho, siete personas fueron detenidas, quienes no fueron identificados por los 20 testigos presenciales del atraco.

La Fiscalía no pudo imputar a los detenidos ni establecer una supuesta participación en el hecho y quedaron libres.

En nuevas imágenes de seguridad difundidas ayer, se observa que luego del asalto seis hombres armados y que utilizan gorras huyen en una camioneta azul, doble cabina. En el automotor los espera otra persona. Este maneja el vehículo y huyen.

En otra toma, uno de los armados aparece con una MiniUzi en su mano derecha y tiene una bolsa. El hombre está nervioso, se mueve constantemente en el mismo lugar mientras espera que los desconocidos escapen. Al frente de él, dos empleados que llevan un coche de supermercado huyen al observar que saca el arma.

Este hecho ocurrió 11 meses después del asalto a un blindado en un centro comercial del sur de la capital. En esa ocasión, un vehículo de traslado de valores retiró dinero de un banco ubicado en el interior de ese lugar. Según testigos, tres celadores salían al estacionamiento cuando cuatro hombres y una mujer abrieron fuego directamente contra ellos.

Al final, un guardia de seguridad falleció y otros tres resultaron heridos. Al igual que el asalto en el Quicentro, los sospechosos de ese atraco también utilizaron subametralladoras y huyeron en una camioneta. Tras ese hecho, la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE) planteó nuevas medidas de seguridad para los automotores que transportan altas sumas de dinero.

Una propuesta en el aire

Una alternativa era la modificación de los horarios y la forma como se lleva el dinero en vehículos. Incluso se planteó trasladar dinero en la noche, cuando los usuarios de los centros comerciales no se encuentren allí. Sin embargo, esas ideas no se han cumplido, porque los traslados se realizan en horas laborables frente a decenas de personas que circulan por los centros comerciales de Quito.

Este Diario constató ayer en un centro comercial del sur que los blindados retiraban dinero. Estos se ubicaban en los parqueaderos y retiraban valores frente a niños y mujeres que caminaban allí.

Algo similar ocurrió un día después del asalto en el Quicentro del Sur, donde celadores llevaban bolsas con dinero al salir de las entidades bancarias. Como medidas de seguridad, portaban armas largas y chalecos antibalas.

Uno llevaba una funda de tela, mientras otros vigilaban. Al frente de ellos circulaban personas y los locales estaban abiertos.

Para un agente de seguridad de otro establecimiento de Quito, la situación de los asaltos es preocupante, porque los armados atacan en los lugares donde hay más seguridad. “(Las bandas delictivas) tratan de manifestar a la ciudadanía que ellos son los que imponen el miedo”. “Se va a exigir que, a partir del lunes, todo transporte de valores se realice antes de la atención al público, antes de las 09:30 y en situación de emergencia después de las 21:00”.

Según el Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana (OMSC), los robos y asaltos a locales comerciales se han incrementado en la capital este año. De enero a abril del 2011, la entidad reportó 880 denuncias, mientras que en el mismo período de este año hubo 900.

Pese a ello, el porcentaje de robos y asaltos a locales cometidos con armas de fuego es mínimo. El OMSC refiere que apenas el 0,18% de hechos se perpetraron así. Un 99,82% fue con otro tipo de armas o sin estas.

En un centro comercial del sur de Quito se informó que hay estrategias de seguridad. “Generamos nuevas rutas, horarios alternativos, vías internas de seguridad para que la exposición por los corredores sea menor”, señalaron. “Están configurándose muchos corredores de servicios por otros accesos. Hemos avanzado mucho en todo lo que es Inteligencia. Tenemos circuitos de cámaras que nos sirven para tomar precauciones. Trabajamos de la mano con la Policía. Nos reunimos con los bancos que operan aquí”. Pero los agentes que vigilaban en el sector dijeron que no cada quien trabaja por su lado y que no hay coordinaciones.

La  cronología

16  marzo 2008.     Cerca del mediodía de  ese   domingo, personas con fusiles de asalto irrumpieron en los pasillos de un centro comercial del norte de Quito y amedrentaron  a los clientes. Una joyería fue robada.
 
25 febrero 2011.   Pasadas las 13:00, armados ingresaron hasta el aparcamiento de un centro comercial del norte de Quito  y dispararon al futbolista  Luis Bolaños. Este hecho ocurrió a  50 metros de un retén policial.

25 junio 2011.   Pasadas las 17:00, 12  personas se   bajaron de un furgón e intentaron robar a un blindado en un centro comercial de  la Villa Flora.  Falleció un sospechoso.

25 julio 2011.   Desconocidos dispararon a los custodios que llevaban valores de un banco. En el hecho murió un guardia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)