29 de June de 2012 00:02

2 hombres fueron quemados junto a un retén y la Policía tiene pistas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las señales del hollín aún permanecen en una de las paredes de la plazoleta de Guápulo, a cuatro metros de la Unidad de Policía Comunitaria del barrio. Allí fueron hallados la madrugada del sábado dos hombres que fueron atacados con fuego. David M., de 22 años, falleció en un hospital de Quito el lunes; mientras Joffre R., de 34, permanece en el área de quemados de una casa de salud.

Las versiones sobre el hecho son distintas. Los familiares de las víctimas se sienten indignados. Según moradores de Guápulo, al este de Quito, los jóvenes corrieron sin ropa, desde un terreno baldío, cerca de la plazoleta. “Llamamos al 911, vinieron a socorrerlos pero dijeron que como estaban en estado etílico no los recibirían en el hospital”, relató una moradora. Otra persona señaló que los policías de la UPC “no los ayudaron. Poco después los chicos estaban en llamas. No vi quién los atacó”.

Los uniformados de la UPC ubicada junto al sitio del ataque dicen que en el momento del incidente no se encontraban allí, porque patrullaban la zona.
Cuando volvimos -dice un policía de la Unidad- vimos llamas en el sitio y nos dimos cuenta de que eran dos personas. “Inmediatamente llamamos a los uniformados de La Floresta para que nos ayudaran a apagar el fuego. Después los trasladamos al hospital”. David M. falleció dos días después en la Unidad de

Cuidados Intensivos. Tenía el 90% de su cuerpo con quemaduras de cuarto grado. Ayer, cerca de las 10:00 se realizó su sepelio, en el norte de Quito, al cual asistió medio centenar de personas.

Su esposa y su pequeña hija de 1 año y medio estuvieron allí. David trabajaba en una empresa laminadora de tarjetas en las periferias de la capital. “Exigimos justicia, que el crimen no quede en la impunidad”, decía la tarde de ayer su padrastro Juan Carlos C.

Estaba en las afueras de la Fiscalía donde se aprestaba a retirar el examen forense con la explicación médica de la causa de la muerte de su hijo. Él esperaba conocer si se había usado alguna droga o si hubo otra lesión, antes de las quemaduras.

Anoche, la Policía reportó que se había detenido a dos personas para investigaciones. Al mismo tiempo, moradores de Guápulo rechazaron versiones iniciales que hablaban de un supuesto linchamiento de vecinos.

Según el Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana (OMSC), entre enero y mayo se reportaron en Quito 96 homicidios. El 47% de casos en horas de la madrugada. Daniel Pontón, experto en seguridad, dice que las personas son más vulnerables en horas de la noche, debido a que casi no circula gente por las calles y es más complicado para la Policía realizar patrullajes en los barrios y zonas peligrosas.

El OMSC también revela que la mayor cantidad de homicidios en Quito se registra los días viernes, sábados y domingos.
David M. y Joffre R. habían salido la noche del viernes a divertirse. Joffre, según su familia, habría relatado que fueron abordados por dos personas. “Cuando ingresó a la Unidad estaba consciente y recordó que conoció a dos hombres esa noche que les invitaron a unas cervezas. Dice que tomó dos vasos y no sabe más”, relatan sus familiares. Nadie puede visitarlo. El acceso a la Unidad es restringido y la información sobre su estado de salud en el hospital aún no ha sido confirmada.

Esta mañana Joffre R. será intervenido quirúrgicamente. Es la tercera reconstrucción de tejidos que le practicarán desde el ataque. Los daños en sus piernas son severos. Así lo relata Wilson R., hermano del afectado, quien junto a su familia acude a diario al hospital donde está internado en el área de quemados.

“Gran parte del daño está ahí. Nos dijeron que es probable que pierda las piernas. Todo depende de la operación que le realicen hoy para saber si tal vez solo pierda sus pies”, dijo su hermano desconsolado por la situación.

Es padre de una menor de 14 años y fue compañero de trabajo de David, con quien salió esa noche a divertirse antes de regresar a su casa en el norte de Quito.

Los resultados de la autopsia de David M., no llegaron a la Fiscalía ayer. A sus padres les informaron que podrían estar listos hasta el martes. “Necesitamos saber qué es lo que en verdad pasó”.

Haga click aquí para ver la infografía

[[OBJECT]]

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)