29 de February de 2012 00:01

El Gobierno reconoce que la Policía cruza con México datos sobre narcos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los agentes encubiertos le seguían los pasos nueve meses. En ese tiempo, una empresa agroexportadora , con asiento en Manabí, había llegado a un ‘récord’ de exportaciones.

En mayo pasado, la firma comercial comenzó a exportar varios productos agrícolas, como piñas y yucas. Pero la Policía no descarta que esas exportaciones estaban intercaladas con envíos de droga. Las investigaciones determinaron que la empresa tenía como representantes a los hermanos Luis Miguel y Dygson B.

Este último, de aproximadamente 50 años, fornido, calvo y de piel clara, fue detenido en diciembre del 2004 en la operación ‘Parquenor’. En ella, la Policía se incautó de 163 kilos de cocaína. El sospechoso fugó de la Penitenciaría del Litoral dos meses después. El pasado sábado, agentes Antinarcóticos del Guayas se incautaron de 3,6 toneladas de clorhidrato de cocaína, distribuidos en 3 177 paquetes rectangulares. Esta incautación es la más grande del país. De hecho, esto lo reconoció el ministro del Interior, José Serrano. Él llegó ayer precisamente para presentar la carga.

Los bultos estaban escondidos en cajas donde se transportaban yucas para la exportación. Esos se encontraban de un contenedor en el Puerto Marítimo de Guayaquil, que pertenecería a la empresa agroexportadora.

El hallazgo se produjo justamente cuando el Ejército alertó sobre el riesgo de que el narcotráfico y el crimen organizado se desborden. Los militares incluso aseguraron que si el Gobierno no toma las medidas adecuadas en el corto plazo este problema pueda generar violencia extrema.

Ayer, el Gobierno terminó por reconocer que las policías de Ecuador y México intercambian información sobre las redes delictivas”. El ministro Serrano incluso aseguró que las 3,6 toneladas de alcaloides pertenecen a “algún cartel de otro país, de América Central o América del Sur”.

¿La empresa manabita es de fachada? Al parecer sí, dijo el jefe Antinarcóticos del Guayas, Freddy Ramos. “Realizan envíos para aparentar que efectivamente es una exportadora. Pero días antes (del decomiso) realizaban otra exportación de piñas. Se halló que el contenedor estaba listo para zarpar con 29 kilos de cocaína”.

Aunque aún no lo confirma, Antinarcóticos cree que, debido a su similitud, este intento de envío estaría relacionado con otros tres anteriores. El más reciente fue hace apenas tres semanas.

El fiscal Leonidas Lema, de la Unidad Antinarcóticos del Guayas, dijo que las facturas por el cargamento estaban a nombre de la agroexportadora manabita.

El 4 de febrero, Antinarcóticos se incautó de 1,2 toneladas de clorhidrato de cocaína, también ocultas dentro de un contenedor dentro del Puerto Marítimo.

En esa ocasión se detuvo a nueve personas, entre ellas a los propietarios de una firma agroexportadora con sede en el cantón Chone (Manabí). La droga iba a ser sacada del país en cajas de banano.

Ambos cargamentos, el de yucas y el de guineos, tenían como punto de desembarque un puerto de Bélgica. En el operativo del pasado sábado, Dygson B. volvió a esquivar la justicia. En el momento en que los agentes allanaron su casa no lo hallaron. “Cuando iban a hacer una exportación, previamente se ponían a buen recaudo”, dijo el Jefe Antinarcóticos ayer.

El único detenido dentro de este último operativo es Carlos V., quien en la apertura del contenedor se identificó como representante de la agroexportadora.

Informes de Inteligencia a los que accedió este Diario revelan que los carteles mexicanos negocian la droga en Ecuador y que sus nexos son las bandas criminales de Colombia, como Los Rastrojos. Según policías encubiertos, los emisarios de estas mafias operan especialmente en Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas. Incluso se advierte que se ocultan bajo la fachada de “personas prósperas”.

El crimen y los narcos atemorizan, al punto de que el lunes el ministro de Seguridad, Homero Arellano, pidió a las FF.AA. “la patriótica participación” en la lucha contra el delito.

En el caso de las 3,6 toneladas, la Policía dijo que el destino era Bélgica. Ayer se emitieron órdenes de detención para los prófugos y se prohibió la salida del país.

En el 2011, Antinarcóticos decomisó 26 toneladas de droga. En el 2010 fueron 18 y en el 2009 al menos 68.

Como parte de la lucha contra el narcotráfico, el Ministerio del Interior anunció que extenderá el plan de recompensas para denunciar a los miembros de redes de narcotráfico. Se adelantó que se ofrecerá entre USD 5 000 y 20 000 por información clave.

FF.AA.  en el control de la seguridad

Las reformas  planteadas por el Gobierno no se concretan.  Hasta el momento, en la Asamblea no se  vota  la iniciativa oficial para que los  militares entren a trabajar directamente en  la  seguridad interna del país.

Tanto la Constitución, como la Ley de Seguridad  Pública determinan que esas tareas  
corresponden   a la Policía  y que los militares deben  trabajar en la defensa de la soberanía  y la integridad territorial.

Pero el  ministro de Seguridad, Homero Arellano,  asegura que es importante    dejar de pensar que los militares  “están  solo para acciones de seguridad en la frontera y el policía para la seguridad interna”.

El funcionario dice que  esa noción “debe cambiar rápido”.

Según la propuesta, el  Ministerio de Finanzas asignará los recursos necesarios  para  el entrenamiento, equipamiento y empleo  de las Fuerzas Armadas  para proteger   la seguridad interna   del país.  El texto es analizado en  la Comisión de Soberanía de la Asamblea.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)