Glas Viejó irá a un Tribunal Penal para su juzgamiento

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Carlos Mestanza y Elena Paucar

La detención de Jorge Glas Viejó en Paraguay, y su posterior deportación al país, permitirá a la Fiscalía y a las autoridades judiciales retomar el caso por su presunta participación en la violación sexual a una menor de edad.

El 12 de marzo del 2013, la Fiscalía emitió un dictamen acusatorio en contra de Glas Viejó y el juez de Garantías Penales lo llamó a juicio. Sin embargo, el sindicado estuvo fuera del país. El martes fue detenido en Asunción.

Su captura se dio luego de un proceso rutinario de verificación de sus documentos de identidad y estado migratorio. Así, la orden de detención solicitada por la Fiscalía a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) se hizo efectiva.

La tarde de ayer, la Fiscalía informó que Glas Viejó llegó al país en un vuelo chárter y fue llevado al hospital de la Policía, "para valorar su estado de salud y confirmar si puede ser trasladado a la antigua Penitenciaría del Litoral". Pero no se dieron más detalles sobre su destino final.

En la mañana, según datos de la agencia EFE en Asunción, se aseguró que Glas Viejó fue expulsado de Paraguay y que viajaría al país en un vuelo de Copa, con escala en Panamá, previo a llegar a Guayaquil. Una versión similar manejó la Fiscalía.

En este caso no se aplicó la figura de extradición porque Ecuador no mantiene un convenio con Paraguay para tratar estos procesos.

Ecuador, en los últimos 3 años ha pedido al menos en seis ocasiones la extradición de ecuatorianos, acusados de haber cometido delitos. Uno de ellos es el solicitado a Estados Unidos por los hermanos Roberto y William Isaías, procesados en el caso Filanbanco. Pero no se ha tenido éxito en la petición.

Ayer, al menos 10 agentes, entre policías y miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), se concentraron en la sala de arribo internacional del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de la urbe, a la espera de la llegada de Glas Viejó. Ahí, el refuerzo de seguridad fue inusual.

A las 12:50 se esperaba la llegada del procesado. Varios medios de comunicación se reunieron en el área de llegada de pasajeros. A ello se sumó un equipo de prensa con camisetas del Ministerio del Interior. Sin embargo, no había noticias de su salida por esa zona del aeropuerto.

A las 13:30, un delegado de la Dirección de Aviación Civil guió a tres policías del GOE hacia la sala interna de Migración. A los pocos minutos salieron rápidamente, escoltando a un hombre de mediana estatura que ocultaba su rostro con una gorra. La Policía no confirmó que fuera Glas Viejó.

El abogado de la niña que supuestamente fue violada, Pedro Granja, explicó que, una vez legalizada su detención, el juicio en su contra debería instalarse en un plazo máximo de 10 días.

"El juez décimo de lo Penal, Franklin Ortiz, debe enviar la causa a la sala de sorteos de la Corte del Guayas para que se radique la competencia en un Tribunal Penal y, en un plazo máximo de 10 días, se lo llame a juicio para que sea procesado con todas las garantías constitucionales", explicó el jurista.

Miriam Moncayo, la fiscal del caso, indicó ayer que como el procesado estaba en calidad de prófugo "ahora el juez tiene que legalizar la detención y enviar el expediente a sorteo para que conozca un tribunal donde se ventilará el juicio".

Granja mostró su preocupación porque con la captura de Glas, se está reactivando el pedido que hiciera el Fiscal hace varios meses para que se lo suspenda a él y a su colega Juan Vizueta del ejercicio profesional. Este petitorio se hizo en diciembre a propósito de su actuación en el Caso Quinsaloma, en el que fue condenado el exasambleísta de oposición Galo Lara.

"Estamos pidiendo al doctor Gustavo Jalkh (presidente del Consejo de la Judicatura) que no nos suspenda porque sería inconstitucional y porque nosotros no somos funcionarios judiciales. Más bien que transparenten el proceso y permitan que participemos en el juicio", acotó.

Sin embargo, dijo que quien está a cargo de toda la estrategia penal del caso de la niña es Alfonso Luz Yúnez, presidente de la Federación Nacional de Abogados del Ecuador. Anticipó que, en las próximas horas, junto al grupo del Consejo Supremo de la Abogacía Ecuatoriana, se reunirán para analizar este y otros 30 casos de niños violados que como entidad patrocinan en forma gratuita.

La Fiscalía presentó como pruebas en el proceso contra el hombre la partida de nacimiento de la víctima, que tiene 13 años, quien quedó embarazada en la violación.

La cronología

Septiembre 2011 La madre de la niña denunció a Jorge Glas Viejó por la presunta violación de su hija. La pequeña estaba embarazada de cinco meses.

Enero 2012 En una fundación de ayuda nació el pequeño, fruto de la supuesta violación. El niño hoy tiene dos años y está al cuidado de su madre.

Agosto 2012 El Colegio de Abogados del Guayas presentó dos demandas contra Glas Viejó por alimentos y paternidad. Se fijó la pensión en USD 79,42.

Mayo 2013 Jorge Glas Viejó, desde fuera del país, pidió que se revoque la prisión preventiva para él someterse a las pruebas de ADN solicitadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)