27 de May de 2011 00:02

Garavito tiene condena en Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El hombre decía que los remordimientos lo consumían luego de que cometía cada asesinato. Este es uno de los detalles del perfil psicológico del colombiano Luis Alfredo Garavito, que fue elaborado por la Policía de su país.

Fue capturado en abril de 1999 en la población colombiana de Villavicencio, y confesó que desde 1992 asesinó a 142 niños. Estos hechos -según las investigaciones- habrían ocurrido en Ecuador y en 11 departamentos del país del norte.

Por los delitos, la justicia ecuatoriana lo condenó a 22 años de reclusión. En cambio, en Colombia lo sentenciaron a una pena de 40 años. No obstante, tras colaborar con información sobre los lugares donde estaban los cadáveres de algunas de sus víctimas, la sentencia se redujo a 24 años.

Pero ayer se conoció una denuncia de la senadora Gilma Jiménez, del Partido Verde. Según su investigación, el detenido estaría por dejar la prisión en su país, pues habría informes de buen comportamiento. Por ello, pidió a la Cancillería colombiana que tramitase la extradición de Luis Garavito hacia Ecuador.

En una noticia publicada por la revista Semana, Jiménez dice: “Estamos muy cerca de que él (Garavito) salga. Es imposible saber exactamente cuándo, porque si él sigue estudiando, entre más días pasen, menor será su pena”.

En Ecuador no hubo pronunciamiento oficial alguno. El ex presidente de la Corte de Justicia de Pichincha, Gustavo Medina, explicó que si hay una condena previa en Ecuador podría pedirse a Colombia que se revise la situación de esta persona. Sin embargo hizo una aclaración. “Tiene que haber una petición (de Ecuador). Pero esa solicitud no es de extradición, sino de otra naturaleza, para que por razones de reciprocidad el Estado colombiano coopere y se haga efectiva una sentencia condenatoria dictada por el juez ecuatoriano”.

Durante la elaboración del perfil psicológico, la Policía preguntó a Garavito ¿Por qué la sexualidad con niños y no con adultos?

El detenido respondió: “Así me nació, no sé por qué. Sentía placer, aunque cuando había homicidio me llegaba la culpabilidad”.

Los agentes de ese país contaron que el preso se acercaba a un niño, le ofrecía unos pesos si lo acompañaba y que en ese lapso cometía el delito.

Según la Policía colombiana, el hombre operaba especialmente en zonas rurales y generalmente sus víctimas tenían edades entre los 6 y 16 años.

Además, el prisionero se hacía pasar por vendedor ambulante, indigente, discapacitado e incluso por miembro de fundaciones en pro de niños y ancianos.

En Ecuador se sabe que en 1998 el hombre estuvo en el entonces cantón Santo Domingo de los Tsáchilas y en Chone, Manabí.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que ese organismo no se encarga de pedir las extradiciones, sino los jueces. Según el penalista Rodrigo Bucheli, tras conocer la noticia la Fiscalía podría actuar de oficio.

“Debería ser la Fiscalía, que representa al orden jurídico público ante los delitos, la que asuma una actitud. Tan solo a través de la noticia es obligatorio adoptar esa medida por parte del Ministerio Público. Ellos deben tener en sus archivos la situación jurídica frente a la que tiene que comparecer”, señala el jurista.

Y añade: “No sé hasta qué punto el solo dato de prensa o la sola insinuación (de extradición realizada por la senadora colombiana) de fuera del país entrañen una responsabilidad ya en el ejercicio de la justicia penal”.

Según la revista Semana, la senadora Jiménez espera generar una reflexión que permita que “las autoridades, en este caso, se pongan de acuerdo y haya justicia”. Además -dice- pidió a la Fiscalía que adelantara la identificación de 76 menores N.N. que pudieron ser víctimas de Garavito y por las que se podrían iniciar nuevos procesos en su contra.

Según Jiménez, en búsqueda de datos que le permitan saber en qué etapa va el proceso ha enviado derechos de petición a la Fiscalía General de la Nación, al Consejo Superior de la Judicatura y al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec). Y se quejó porque hay contradicciones entre las autoridades que le entregaron información. “Mientras el Inpec habla de 168 niños secuestrados, torturados, violados y asesinados, el juez de ejecución de penas habla de 140 menores víctimas de Garavito”, manifestó.

El psiquiatra colombiano Mauro Torres estudió este hecho: “No pude dejar de relacionar el fenómeno Garavito con el de un estadounidense oriundo de Texas, conductor de camión. Este fue detenido después de una similar carrera siniestra de violaciones y asesinatos de niños. Esa noticia fue conocida en mayo de 1996. En esa ocasión se presentaron centenares de violaciones y asesinatos”, contó.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)