11 de March de 2012 00:02

El femicidio es un delito recurrente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un video, grabado por cámaras de vigilancia, se sumó a la instrucción fiscal abierta por el asesinato de la universitaria María F.

La joven, de 21 años, fue asesinada con golpes en la cabeza. Su cuerpo fue hallado el pasado 4 de octubre dentro del baño del departamento de Roberto C., identificado como su ex novio y principal sospechoso del crimen.

El video muestra a una pareja llegar ese día en un vehículo rojo e ingresar al condominio donde habitaba Roberto C., en una ciudadela del norte de Guayaquil.

La grabación muestra que un hombre sale de allí horas después y se retira en el mismo vehículo. No lo acompaña ninguna mujer.

Sobre Roberto C. pesa una orden de detención, emitida el 16 de noviembre por el Juzgado I de Garantías Penales del Guayas. Pero la Policía no ha podido localizarlo, pese a que el Ministerio del Interior lo incluyó en la lista de los 10 Más Buscados. Dentro del proceso, la defensa de Roberto C. solicitó al Juez la exhumación del cadáver para conocer “las verdaderas causas de la muerte”.

La diligencia, sin embargo, se ha suspendido en dos ocasiones. La última audiencia que se dispuso para el 17 de febrero pasado no se realizó, porque el abogado del acusado no asistió. “Son ellos los que solicitan la diligencia, pero no asisten. Están dilatando el proceso”, dijo Raúl Llerena, abogado de la familia de la víctima.

Dentro del proceso también fue llamado a rendir su versión un hermano del acusado. Este tampoco concurrió. ¿Por qué quieren que se exhume el cuerpo? ¿Acaso quieren saber cuál de los golpes propinados con el martillo fue el que la mató? ¡Fueron más de 15 golpes!”, manifestó Christian F., primo de la joven asesinada. Este sostuvo que Roberto C. habría maltratado a otras mujeres con las que mantuvo alguna relación.

Para este próximo lunes, a las 09:00, el fiscal que maneja el proceso, Oswaldo Vera, hará la presentación del dictamen ante el juez de la causa. La muerte de María F. tomó notoriedad por tres muertes de similares características registradas en Guayaquil.

El 7 de febrero, vecinos de un condominio en la ciudadela del norte de la urbe hallaron el cuerpo de Diana Z., madre de dos pequeños de 5 y 8 años. El reporte forense determinó que la víctima recibió 64 puñaladas en el pecho, estómago, piernas y brazos. Por este crimen, la Fiscalía investigó a la empleada doméstica, una menor de 16 años, y a su hermana, de 17. Esta última fue detenida un día después del hecho y aislada en un centro para jóvenes.

Mientras, la menor de 16 años fue detenida en Quito dos días después. La fiscal de Adolescentes Infractores, Rosario Franco, dijo que la adolescente habría confesado la autoría del hecho.

“Por su condición de menores de edad, las dos hermanas enfrentarían un sentencia máxima de cuatro años, bajo régimen de aislamiento”, recordó la Fiscal.

La madrugada del 18 de febrero se reportó un crimen similar en el Suburbio. Onna T., una joven de 17 años oriunda de Machala, fue hallada por sus vecinos con varios cortes en su cuerpo. Medicina Legal determinó que recibió tres puñaladas. El principal sospechoso del crimen es Aldo L., pareja de la joven. La adolescente estaba embarazada de tres meses.

Beatriz Bordes, presidenta de la Fundación María Guare, que asiste casos de violencia de género, sostiene que estos casos son femicidios. “Este delito tiene como componentes el ensañamiento y la violencia extrema contra una mujer”. Ella dice que no existen estadísticas de cuántos casos de femicidio se registran en Guayaquil, porque el delito no está tipificado como tal en el Código Penal.

El informe ‘Femicidio en Ecuador’, publicado en enero del 2011 por la Comisión de Transición hacia el Consejo de las Mujeres y la Igualdad de Género, refiere que 62 casos de posibles femicidios se registraron en cuatro ciudades del Ecuador, del 2005 al 2007.

De esos hechos, “las parejas, ex parejas y los familiares fueron responsables de aproximadamen- te el 76% de femicidios”. La mayoría de casos se ha reportado en mujeres que fueron atacadas por sus convivientes.

El documento añade que en un 33,9% de los 62 casos de femicidio se utilizaron armas de fuego y en un 29%, armas blancas.

En otro caso, el cadáver de María O., de 31 años, fue localizado la semana pasada en el kilómetro 18 de la vía Durán-Tambo (Guayas). Según la Policía, la mujer fue violada, golpeada y estrangulada.

Los agentes de Criminalística la hallaron en un terreno baldío. Según los familiares de la mujer, el asesinato se habría producido por celos. La ex pareja de la víctima es investigada en este caso.

Otro caso de femicidio

A inicios de febrero, Maritza C., de 30 años, apareció agonizando en un sector de la parroquia Pascuales, en Guayaquil.

La mujer estaba embarazada de dos meses. El reporte forense informó que la muerte se produjo por estrangulamiento. El cadáver registraba además hematomas (golpes) en varias partes. Ella fue fue conducida a un hospital. Allí se confirmó su deceso.

Los familiares de la víctima indicaron que la vieron por última vez cuando se iba a clases. La pareja de la joven es investigada dentro de este caso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)