Falsos taxistas roban a los usuarios luego de interferir la frecuencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Seguridad  

Un miércoles en la noche, Armando V. (nombre protegido) salía de su oficina, ubicada en la av. Coruña y San Ignacio, al norte de Quito. Minutos antes había pedido un taxi para que lo llevara hasta su casa, en el sector del antiguo aeropuerto de la ciudad.

Un auto llegó y su conductor dijo que era el transporte solicitado. Armando V. no se imaginó que de ese vehículo saldrían dos delincuentes que lo asaltarían.

Según las cooperativas de taxis, se han registrado varios casos similares. El procedimiento es así: una persona llama a un taxi, la cooperativa se comunica con sus asociados y envía la dirección del cliente. En ese momento, los delincuentes captan la señal de la radio y llegan a donde la víctima para asaltarla.

Las compañías de radio taxis están conscientes de esta modalidad de atraco. Yolanda Narváez, funcionaria de Fedetaxi, explica que las frecuencias que usan las cooperativas son las autorizadas por la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones (Senatel), "lamentablemente existen lugares donde técnicos piratean el rango frecuencia de radio en cualquier otro equipo y pueden programar una radio de alguna persona que no es de la cooperativa".

Por ello, han empezado a utilizar otras medidas de seguridad. Una de ellas es que los clientes reciben un mensaje de texto con un código con el número de la unidad, el color del vehículo, su modelo y sus placas. En otros servicios incluso se informa el nombre del conductor y su número celular.

"En las unidades ejecutivas, que pertenecen a la asociación existe un alto control al momento de realizar una carrera. Utilizamos rastreo satelital que registra el tiempo en el que llegó el taxi, las paradas, dónde sube y baja el pasajero, incluso el precio de la carrera. Además se brinda al usuario la información necesaria para reconocer la unidad, la información se envía por mensaje o se le indica cuando llama", explicó Raúl Jiménez, coordinador de la Asociación Ecuatoriana de Operadoras de Taxis Ejecutivos.

Este tipo de seguridades se utiliza mucho en Guayaquil, en donde se registraron muchos casos de secuestros exprés.

Pero ahora, este esquema también se está aplicando en la capital. Aunque aquí las cifras de este tipo de raptos no son tal altas (32 casos el 2013 y 6 entre enero y marzo de este año), los robos sí preocupan.

En la Fiscalía, los asaltos como el que vivió Armando V. se registran como robos a personas. En el 2013 se registraron 8 551 en Quito. En el caso de Armando V., los dos sujetos que lo atracaron, llevaban una metralleta con la que lo amenazaron. Aunque la intención era hacerle un secuestro exprés, los delincuentes solo se llevaron su computadora personal, que se cayó durante el forcejeo. El ejecutivo de 31 años logró correr y escapar de los hombres, mientras que el falso taxi huyó del lugar.

"Nos ha ocurrido que nos roban las carreras y se dan incluso robos o secuestro exprés. Por eso si la gente que llama a una cooperativa debe esperar hasta que llegue el taxi que pidió. En mi cooperativa se indica el modelo, color y número de taxi para que no haya confusiones. Además, los dirigentes nos recomiendan cuidar el equipo de radio, porque es portátil", explicó el taxista Ramiro Guanín.

Para cometer estos delitos, las bandas delictivas roban las radios de los taxis, que les permite acceder a las frecuencias de toda la cooperativa.

Por ello, algunas compañías realizan constantes vigilancias a las frecuencias y las cambian cada cierto tiempo, para evitar que sus señales sean pirateadas por cualquier persona.

"Existe un problema de robo de señal en todas las empresas. Esto se da principalmente cuando un equipo de transmisión es robado. Ante esta situación las compañías vuelven a calibrar la señal, así los sospechosos ya no pueden escuchar lo que se transmite a través de la frecuencia", explicó Guanín.

Las noticias de secuestros exprés alertaron a los usuarios de los taxis. Incluso, se han implementado en los vehículos el sistema de Transporte Seguro, que consiste en la instalación de botones de seguridad y cámaras de vigilancia, que transmiten imágenes permanentemente al Sistema Integrado ECU-911.

Según cifras de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), hasta la semana pasada se habían instalado 49 124 kits en los taxis y buses de transporte público en todo el país.

Ahora, Armando V. toma los taxis que tienen todos los permisos de funcionamiento y circulación. Y cuando solicita una unidad ejecutiva, pide a las cooperativas que le envíen por mensaje los datos del conductor y del vehículo, que le permita identificarlos y no volver a se víctima de estos asaltos.

En contexto Las cooperativas de taxis implementan más seguridades para evitar que sus clientes sean atracados por falsos taxistas. Este robo se produce cuando las personas llaman a pedir transporte y la frecuencia es pirateada por delincuentes, que asaltan a los usuarios.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)