7 de July de 2011 00:01

Un extranjero vinculado a la mafia rusa fue detenido en un valle de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Desde que llegó esposado a la Policía Judicial (PJ) de Pichincha, en el centro norte de Quito, Myasnikov M. permaneció en silencio y casi todo el tiempo con la mirada al piso. Solo hablaba con una persona que hacía de traductor.

El extranjero era requerido por la Interpol por delito de asesinato, almacenamiento ilegal de armas de fuego y explosivos en su país de origen. En la página oficial de este organismo internacional aparecen dos fotografías del aprehendido y allí se dice que el hombre mide 1,80 metros de altura.

Un agente que participó en las investigaciones contó que en marzo del 2010, el extranjero tramitó su cédula ecuatoriana en el Registro Civil de Quevedo. En ese documento se dice que él tiene nacionalidad ecuatoriana, pero que se llama Ziga Luis V.

Los policías señalaron que ese documento es adulterado.

Sin embargo, en los archivos del Registro Civil nacional se dice que el prisionero residió en Guayaquil, que tiene cédula de extranjero con el nombre de Myasnikov M. y que nació el 19 de noviembre de 1976. Este último dato no concuerda con el que aparece en el página de la Interpol, pues allí se dice que nació el 18 de noviembre de ese año.

Policías dijeron que tenía licencia de conducir tipo B, en la que aparece como Ziga Luis V.

El subjefe de la PJ de Pichincha, teniente coronel José Ortiz, sostuvo que el hombre residía en Ecuador desde el 2006. En el Servicio de Rentas Internas (SRI) está registrado desde el 2008.

Este Diario accedió a los archivos de este organismo y conoció que ese año Myasnikov M. declaró cero por concepto de Impuesto a la Renta.

Un agente que investigó el caso contó que al poco tiempo de haber llegado a Ecuador y durante ocho meses fue gerente de una exportadora de flores. Pero que luego los propietarios de esa empresa decidieron despedirlo.

Entonces, el extranjero se puso una fábrica de estructuras para ventanas en uno de los valles de Quito y que está a su nombre. Además, que realizó viajes a Perú, país en el que presuntamente intentó ampliar su negocio.

Las investigaciones de la Dirección de Inteligencia, en coordinación con la Oficina Central Nacional de la Interpol en Quito, se iniciaron hace más de seis meses.

Ortiz aseguró que la detención del hombre se realizó a eso de las 12:30 de ayer en una cafetería del valle quiteño.

Además, que al principio intentó poner resistencia e incluso negó su identidad, pero al cotejar sus huellas dactilares con las archivadas por la Interpol se comprobó que se trataba del hombre buscado.

La semana pasada, en el país se detuvo en Quito al segundo jefe del Frente 48 de las FARC, alias Danilo. Antes fueron apresados supuestos miembros del cartel mexicano de Sinaloa y presuntos miembros de Al Qaeda.

En mayo pasado, Jay Bergman, director de la DEA para Sudamérica, dijo que Ecuador se está convirtiendo en unas “Naciones Unidas” del crimen organizado.

Esto, porque -según el funcionario- los “traficantes de drogas desde Albania a China la usan como plataforma para llegar a acuerdos con contrabandistas de cocaína”.

Además, señaló: “Tenemos casos del crimen organizado de Albania, Ucrania, Italia, China, todos en Ecuador, todos consiguiendo su producto para distribuir en sus respectivos países”.

En el caso del extranjero detenido ayer, agentes encubiertos revelaron que supuestamente tiene nexos con la mafia rusa.

Se conoció que bajo el nombre de Ziga Luis V., el extranjero tenía al menos una cuenta bancaria con USD 1 000 000 y un vehículo de lujo. Las investigaciones continuarán para determinar la procedencia del dinero y de las inversiones en los bienes. Hay sospechas de que estaría dedicado al lavado de activos.

Pasadas las 17:00, el detenido fue trasladado al Centro de Detención Provisional antes de su deportación. El hombre fue llevado en medio de un fuerte resguardo policial. Gendarmes de las unidades élite de la Policía custodiaron al prisionero. Agentes vestido con chaleco antibalas y casco de protección permanecieron toda la tarde en los interiores de la Policía Judicial. El extranjero se mantuvo en silencio.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)