2 de December de 2010 00:00

El Ejército salió a patrullar en Cuenca contra la delincuencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

Los operativos antidelictivos entre el Ejército y la Policía se iniciaron hace 48 horas en Cuenca. Desde entonces, se reportaron dos muertes y el asalto a la Cooperativa de Ahorro y Crédito CREA.

En la reunión mantenida el jueves sobre seguridad, los comandantes del Ejército y de la Policía acordaron emprender operativos conjuntos. Según el gobernador (e), Cristóbal Lloret, es una medida similar a la adoptada la semana pasada en Guayaquil, cuando los militares salieron a las calles.

En el Puerto Principal, la presencia de soldados fue dispuesta por el Gobierno (la medida rige para todo el país), tras la muerte, en un asalto, del pequeño Bruno Barcos, de 10 años, hijo del periodista Rómulo Barcos.

Ayer, en el sector del mercado 9 de Octubre de Cuenca, 10 militares y 10 policías patrullaban de forma conjunta. Estos operativos combinados se extienden hacia zonas consideradas conflictivas como Barrial Blanco, Feria Libre de El Arenal y Totoracocha.

En este último sector, anteayer murió un hombre, al caer de una motocicleta. Según testigos, presuntamente habría intervenido en un asalto a una persona que salía de un banco, tras retirar dinero. Se presume que iba a exceso de velocidad cuando cayó al piso.

A las 05:00 de ayer se reportó otro deceso violento. Agentes de la Policía Judicial detuvieron a dos personas que supuestamente habrían arrojado, desde un vehículo, el cadáver de Vladimir Molina, en un sitio desolado de la parroquia Ricaurte, norte de Cuenca. Un militar vio el hecho desde una garita de la Brigada Cayambe y llamó a la Policía.

Al cierre de esta edición se presumía que el joven, oriundo de Quito, había sido envenenado, porque no tenía huellas de maltrato o impactos de arma, se reseñó en la morgue del hospital Vicente Corral Moscoso. En el bolsillo del pantalón del joven se encontraron USD 35.

Otro hecho delictivo se registró tres horas después, cerca de las 08:00 de ayer, en la Cooperativa de Ahorro y Crédito CREA. Seis desconocidos portando armas automáticas ingresaron a la entidad financiera, en el sur de la ciudad. Se llevaron alrededor de USD 4 000 y 30 teléfonos celulares. Al ingreso, el único guardia de la empresa CJ Seguridad fue reducido y acostado en el piso.

Según el gerente, Patricio Barzallo, los desconocidos permanecieron unos tres minutos en la sucursal. Rompieron ventanales internos para acceder a las cajas de las contadoras y a una vitrina donde guardaban los 30 celulares. Uno de los clientes que esperaba para hacer un ahorro también fue asaltado. Luego, los hombres huyeron en un vehículo.

Lloret dice que el patrullaje militar en Cuenca busca ser una estrategia “persuasiva para evitar que aumente la delincuencia”. Según el art. 158 de la Constitución, las FF.AA. no pueden realizar tareas de seguridad interna, excepto durante los estados de excepción, como apoyo a la Policía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)