18 de June de 2010 00:00

EE.UU. vincula a los Ostaiza con las FARC

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial, DPA

La situación jurídica de Jefferson, Édison y Miguel Ostaiza se agrava. Por un lado, este día el juez IV de lo Penal de Pichincha, Vicente Altamirano, hará pública la sentencia en el juicio que por presunto lavado de activos los investiga.

Por otro, el Departamento del Tesoro de EE.UU. los identificó como supuestos miembros de una “red de apoyo” al Frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), vinculado al narcotráfico y con injerencia en Ecuador y Perú.

El informe del Tesoro, que fue hecho público ayer, señala a líderes del Frente 48 como “narcotraficantes especialmente designados”. Así lo informó la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC). Entre los designados se encuentran el jefe financiero del Frente 48 de dicha agrupación, Olidem Romel Solarte Cerón (Óliver Solarte), y Gentil Gómez Marín (Édgar Tovar), quien fue asesinado por el Ejército colombiano en un bombardeo en el Putumayo, el pasado enero.

Washington acusa a Solarte de distribuir drogas en el Frente 48 y de haber trabajado con Tovar en la frontera con Perú y Ecuador. Como parte de la supuesta red en Ecuador, EE.UU. señala a Jefferson Ostaiza Amay y a sus hermanos Miguel y Édison, a quienes considera “miembros claves” de la organización narcotraficante. Además, consta la peruana Gilma Montenegro Vallejo como una de las presuntas traficantes de armas de la agrupación.

Ella fue arrestada en Nueva Loja (Sucumbíos) en marzo del 2009, porque había un código rojo de la Interpol en su contra. Inteligencia la señala como presunta responsable de logística en el Frente 48. Además, en su propiedad en Nueva Loja funcionaba una sucursal de la captadora de dinero DMG (involucrada en el caso de pirámides financieras).

La OFAC señala a Jooamy Ema Integral, empresa de los hermanos Ostaiza en Quito, como una de las firmas vinculadas a la red. Además, menciona a dos compañías agrícolas en San José de Costa Rica, que pertenecían a otro designado como asociado de las FARC, José Cayetano Melo.

La operación de la empresa Jooamy Ema es investigada en Ecuador por la fiscal de la Unidad de Lavado de Activos, Fanny Altamirano. Ella imputó a los hermanos Ostaiza, junto a Rosa N., por utilizar la empresa para hacer transferencias financieras ilegales, con dinero proveniente del narcotráfico.

El 3 de junio último, la fiscal emitió un dictamen acusatorio en contra de los Ostaiza, luego de que finalizara la etapa de instrucción fiscal (90 días para probar el supuesto lavado de activos).

Entonces, la Fiscal pidió que se diera inicio a la etapa de juzgamiento para dictar sentencia por presunto lavado de activos. El juicio por lavado se inició en septiembre y avanzó de forma paralela al juicio por narcotráfico que se instauró contra los Ostaiza, tras el operativo Huracán de la Frontera, ejecutado en Esmeraldas en el 2008.

En el juicio por narcotráfico, Édison y Miguel Ostaiza fueron condenados a 12 y a seis años de reclusión, el 19 de mayo. Están presos (Jefferson está prófugo).

En el juicio por lavado, en cambio, la sentencia está prevista para hoy. En su investigación, la Fiscalía concluyó que hubo un supuesto lavado de activos en Jooamy Ema. Por ejemplo, la firma compró en marzo del 2007 una propiedad en Pedernales (Manabí) por USD 216 000. “Lo extraño es que el pago se hizo solo dos meses después de que se creara Jooamy Ema”, dijo la Fiscal.

Jorge Medrano, abogado de los Ostaiza, rechazó el informe. Dijo que sus defendidos, Édison y Miguel (aseguró no conocer a Jefferson) nunca tuvieron relación con las FARC.

Según Adam Szubin, director de la OFAC, el señalamiento de las empresas muestra la contribución del Departamento del Tesoro a la campaña contra las FARC al exponer a sus redes de apoyo en Ecuador y Costa Rica.

“Seguiremos desmantelando las redes financieras y logísticas de las FARC y revelaremos a los que les ayudan”.

Esta es la decimocuarta resolución adoptada por la OFAC contra las FARC, desde el 2004. La agrupación es señalada por EE.UU. como un grupo narcotraficante extranjero desde el 2003.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)