20 de October de 2012 00:02

Ecuador y México se unen contra el crimen organizado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La entrega del expediente del caso Tamaulipas será el primer intercambio de información entre Ecuador y México.

El acuerdo entre las dos naciones se firmó ayer y el fiscal general Galo Chiriboga dijo a la procuradora general de ese país, Marisela Morales, que recibirán el juicio que se sigue en contra del supuesto coyotero que habría llevado a ecuatorianos a EE.UU.

A mediados del 2010, 72 emigrantes fueron atacados por armados que dijeron pertenecer al grupo delictivo de Los Zetas.

Ocurrió en Tamaulipas, un estado mexicano. Allí estaba el ecuatoriano Freddy L., quien sobrevivió a la matanza.

El tema volvió a escena esta semana, cuando el Segundo Tribunal Penal de Cañar condenó a 12 años de reclusión mayor a Arcesio V. Él fue identificado por Freddy L., como la persona que lo habría intentado llevar al norte.

La procuradora Morales aseguró que los acuerdos servirán para impulsar la cooperación en la lucha contra el narcotráfico, el acopio y tráfico de armas, municiones y explosivos, lavado de dinero, trata de personas y el desvío de precursores y químicos.

Otro de los casos en que se “cooperará con más profundidad” será el de las avionetas con matrícula mexicana que ingresaron al país en este año.

El 13 de mayo pasado, una aeronave colisionó contra un cerro en el sector de Coaque, a 15 minutos de Pedernales (Manabí). Allí se encontraron USD 1,3 millones en una maleta y los cadáveres de dos ciudadanos de esa nación.

Tres días después, un laboratorio de droga fue descubierto a más de 35 kilómetros de donde se accidentó la avioneta.

Tras las inspecciones, los policías hallaron media tonelada de droga y detuvieron a los propietarios de la hacienda donde funcionaba esta estructura.

El 2 de junio, otra avioneta, también con matrícula mexicana, ingresó a Ecuador y aterrizó en una pista privada, en San Pablo, provincia de Santa Elena.

Chiriboga dijo que su par mexicana recibió información “clara y precisa sobre las aeronaves que sin duda presumimos están vinculadas a grupos delictivos”.

Tras la firma del acuerdo también se dijo que trabajarán en la “persecución de ciudadanos que están involucrados en el operativo Resurgir”. Este caso está relacionado con el decomiso de 1,5 toneladas de droga en una vivienda de Esmeraldas y el arresto de un coronel de la Policía, quien por narcotráfico fue sentenciado a seis años de cárcel.

Como parte de los convenios, ambos países desarrollarán actividades de capacitación mutua.

Fiscales mexicanos vendrán al Ecuador para seguir de cerca el sistema penal acusatorio oral -que aún no se aplica en México-.

Quito, en cambio, enviará personal para montar sistemas similares de persecución de los delitos cibernéticos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)