28 de August de 2010 00:00

Ecuador, ruta de ‘coyotes’ foráneos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial

El libre ingreso de extranjeros al país deja secuelas. Los servicios de Inteligencia detectaron que la decisión de no exigir visado para personas que, supuestamente, vienen a Ecuador por turismo es aprovechado por redes transnacionales de ‘coyoteros’.

La medida rige desde el 20 de junio del 2008 y desde entonces los agentes divisaron que el país se convirtió en un paso para traficar con emigrantes. Se descubrió que ciudadanos africanos, paquistaníes, cubanos, principalmente, son llevados ilegalmente hacia los Estados Unidos.

Estadísticas de la Policía de Migración revelan que en el 2007, cuando aún no regía la normativa, entraron 953 196 extranjeros de 518 nacionalidades. Pero en el 2008, cuando ya no era necesaria la visa, la cifra subió a 1 010 452.

Entre enero y el 19 de agosto de este año ya han entrado 705 038 y han salido 676 286. Los agentes dicen que las cifras demuestran el paso de personas por Ecuador.

En Quito, uno de los sectores donde se visibiliza la presencia de extranjeros es en La Mariscal (norte). Dueños de hostales que operan en la zona cuentan que, en muchos casos, los extranjeros ‘viven’ con las justas.

Ellos están hospedados unos días hasta que otras personas los contactan y luego dejan el país. La permanencia se extiende cuando, las ‘conexiones’ para salir demoran. Pero también hay casos en los cuales las redes de traficantes los abandonan en Quito.

En este sector se sabe que existen períodos en los que la presencia de gente de otros países es alta. Estas temporadas duran hasta dos meses y desaparecen.

Cuando la permanencia excede los 90 días, permitidos por la ley, son arrestados, hasta que se concrete su deportación.

Ayer se conoció en la Intendencia de Policía que, cada semana, se realizan hasta cuatro audiencias para determinar si una persona debe abandonar el país.

Inteligencia detectó, además, el nivel de violencia que genera la presencia de extranjeros. Un informe de la Policía señala que en este año 18 foráneos que estaban en Ecuador fueron asesinados por ajuste de cuentas.

En junio, una extranjera fue degollada en el norte de Quito. Tras las investigaciones, la Policía dijo que se trataba de sicariato y que el autor intelectual fue un hombre con quien la fallecida convivió.

Por estas secuelas, el 10 de agosto, cuando emitió su Informe a la Nación, el presidente Rafael Correa, no descartó ‘endurecer’ la política migratoria. “Estamos haciendo un estudio muy profundo para ver si hay relación entre la entrada de naturales de ciertos países y el incremento de inseguridad”, añadió Correa. En ese evento indicó que, de verificarse esta hipótesis, su gobierno hará los cambios y tomará “las medidas que sean necesarias” .

El discurso cambió con respecto al 2008, cuando se ordenó que no se exijan visas para turistas.

Allí, el Ministerio de Relaciones Exteriores difundió un comunicado, en donde se explicaba que la decisión se tomó “en aplicación del principio de libre circulación de personas y con el fin de fortalecer las relaciones entre el Ecuador y todos los países del mundo”.

El director del Instituto de Criminología de la Universidad Central, Manuel González, dice que la no exigencia de las visas no solo alentó al coyoterismo, sino a otros delitos como el sicariato. “Estos delitos no se daban en el país. Hay una situación negativa en la decisión del Gobierno. Han venido gente extraña y no todos son buenos. Hay gente que tiene conducta delictiva marcada”.

Por ello, el docente de posgrado Penal y ex magistrado de la desaparecida Corte Suprema de Justicia, Jorge Andrade Lara, sugiere que el Gobierno tome acciones inmediatas para frenar el avance de este tipo de violencia.

Una de las sugerencias es que las autoridades policiales por lo menos exijan el pasado judicial para aquellos que intenten ingresar por turismo u otra actividad.

“Estamos dando la apertura para que los extranjeros se sirvan del país y hagan todo lo que estamos viendo. Vienen aquí como una panacea y con la idea de dirigirse a otros países como Estados Unidos. El Gobierno debe tomar medidas extremas”, dice González.

Una información de la Policía a la que tuvo acceso este Diario señala que solo en el primer trimestre de este año, los agentes desmantelaron en Loja y Pichincha dos organizaciones criminales acusadas por trata de personas.

Por ello, los especialistas piden reforzar las seguridades en la frontera, para impedir que por los pasos ilegales ingresen personas sin documentos legales.

En La Mariscal, los dueños de negocios dicen que muchos extranjeros que están en el país no tienen los papeles en regla.

El tema visas aún se evalúa

El subsecretario de Asuntos Consulares, embajador Leonardo Carrión, dijo que se realiza una evaluación de la decisión presidencial de eliminar las visas para el ingreso al país de los extranjeros. El objetivo es saber los resultados que produjo la apertura de las fronteras en todas las áreas.

Una vez que concluya este estudio, se tomarán decisiones sobre la política migratoria del Ecuador. "Yo creo que todavía es positiva la resolución, pero queremos evitar que a nuestro país lleguen delincuentes o personas que otros países no permite que entren, como traficantes de personas”, explicó Carrión.

Una vez que termine la evaluación se tomarán las resoluciones del caso, dijo el funcionario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)