11 de May de 2012 00:01

Ecuador destina el mayor porcentaje del PIB para gasto militar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4

América Latina registró una disminución del gasto militar de 3,3% durante el 2011. El dato es del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Sipri por sus siglas en inglés).

El organismo concluyó que que la caída se debe principalmente a Brasil, que redujo su presupuesto militar inicial discrecional (incluidas las compras de equipos, pero con exclusión de los salarios) en un 25%, “como parte de medidas para enfriar la economía y reducir la inflación”.

Tres semanas después de esa revelación hecha en Europa, ayer, por primera vez, los países de la región transparentaron en conjunto su inversión militar. En el marco del Consejo Suramericano de Defensa, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) difundió el llamado Registro Suramericano de Gasto de Defensa.

El documento develó que Ecuador es el país de la región que destina el mayor porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) al gasto militar: el 2,74% en el 2010. Colombia ocupa el 1,89%, mientras que Brasil el 0,77%.

En la cita efectuada ayer en Quito, la Unasur identificó cuatro objetos principales del gasto de Defensa. La mayor parte de la inversión en el área se ocupa en personal, seguida de recursos para operaciones y mantenimiento. En tercer lugar están las inversiones en armamento e infraestructura y finalmente la investigación.

Según Amanda Cowl, de la Organización de las Naciones Unidas, desde 1980 los países miembros firmaron un acuerdo para enviar anualmente sus informes de gasto en defensa. Sin embargo, esto se cumplía parcialmente.

De los 12 países de la Unasur, solo 85% ha informado sobre el destino de recursos para Defensa. Ecuador está entre ellos. “Es una cuestión de transparencia frente al compromiso de confianza que se consideró entre las naciones. La compra de armamento y el destino de recursos para defensa debe medirse, de eso también depende la paz entre países”.

Para Arturo Puricelli, ministro de Defensa de Argentina, el equipamiento y modernización de las Fuerzas Armadas en las naciones es importante, aunque recalca que los conflictos por territorios y pugnas deberían resolverse en mesas de diálogos.

“Los países de América del Sur debemos planear estrategias para incentivar políticas a nivel global que logren resolver problemas, no aumentarlos”. En este sentido -dijo- la soberanía de los pueblos, con gobiernos democráticos, debería garantizar recursos a favor de la humanidad.

Los dos coincidieron en que al aumentar el gasto en compra de armamento y en la participación de los militares fuera de su competencia (es decir en las calles) solo consigue mayor injusticia, violación de DD.HH. y desequilibrios en otras necesidades como salud y educación.

Frente a la participación de las Fuerzas Armadas en la seguridad ciudadana, Francisco Ortiz, viceministro de Defensa de Paraguay, sostuvo que la decisión es propia de las necesidades de cada país. Aunque “se debe manejar con cuidado” pues “según la Constitución, los militares tienen funciones específicas que tienen que ver con la seguridad externa”.

Anualmente, a nivel global, los países destinan USD 1,7 trillones de dólares en armamento, dice el estudio sobre Fuerzas Armadas de las Naciones Unidas.

Según Paz Tibiletti, de la Red de Seguridad y Defensa de América Latina, el 80% de esa inversión se destina para el pago de personal. La mitad, es decir el 40%, es para el pago de jubilaciones y retiros.

Para Carlos Molina, asesor del ministro de Defensa de Chile, aún faltan acciones para las FF.AA. no precisamente relacionadas con seguridad ciudadana. “Hay mucho trabajo por hacer en el campo de su competencia”.

Datos a escala mundial

En 2011 el gasto militar  mundial creció 0,3%, según  el Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Sipri).

Regiones donde  creció el gasto militar en 2011 fueron Europa del Este (10,2%), África (8,6 %), Oriente Medio (4,6%), Asia y Oceanía (2,3%), según el Sipri.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)