1 de March de 2012 00:01

Disturbios tras una requisa en cárcel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La cárcel de varones de Cuenca amaneció rodeado de policías, patrulleros y una ambulancia del Cuerpo de Bomberos. Ellos se ubicaron allí desde la madrugada.

Esto ocurrió porque un grupo de internos se amotinó en rechazo a supuestas agresiones de policías, quienes en la madrugada hicieron una requisa.

Los problemas se iniciaron a las 18:00 del martes. El interno Miguel M. fue apuñalado en un enfrentamiento y fue trasladado a una casa de salud. Allí se recupera.

Según el detenido Segundo C., “Miguel M. sacó un cuchillo y amenazó a otro compañero con matarlo si no le daba dinero. Fue la gota que derramó el vaso y lo atacaron”.

Las autoridades de la cárcel ordenaron una requisa y esto molestó a los internos. Según ellos, fueron obligados a permanecer en el patio bajo la lluvia. Sin embargo, Mario Castro, jefe de Operaciones de la Policía, lo desmintió.

Él aseguró que no se usó la violencia. César Zeas, representante de Derechos Humanos, entró a la cárcel por pedido de los internos y dijo que no halló heridos. Según él, solo conoció de agresiones menores.

Para Zeas, el problema principal es el hacinamiento. La cárcel fue construida para 250 presos y alberga a casi 600. Ayer, varios presos quemaron colchones, cobijas y ropa para llamar la atención. Eso puso en alerta a los bomberos y Policía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)