6 de March de 2010 00:00

El dictamen fiscal por la muerte de Natalia Emme se postergó para el 9

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial

La audiencia de dictamen fiscal del caso Emme, que debía efectuarse ayer, se aplazó para el martes próximo, a las 09:00.

La diligencia estaba prevista para las 15:00 en el Juzgado Primero de Tránsito de Pichincha. La fiscal a cargo del caso, Mariana López, envió un escrito. “Pese a haber puesto todo mi esfuerzo por analizar el proceso y presentar mi dictamen en la fecha señalada, no me ha sido posible concluir el análisis de los ocho cuerpos de la instrucción fiscal del caso”, dice.

En la audiencia, la Fiscal debía emitir dictamen acusatorio o absolutorio del policía Wilson Velasteguí por la muerte de Natalia Emme. Ella fue arrollada el 14 de enero por un Suzuki SZ Grand Vitara blanco, de la Fiscalía, que iba con exceso de velocidad y por una vía exclusiva de buses, en Quito, según los informes de la Policía.

Seis testigos dijeron que Aliz Borja, esposa del fiscal general Washington Pesántez, estuvo al volante. Aunque Velasteguí, el policía asignado a su seguridad, afirmó que él era quien conducía. Otros cuatro testigos coincidieron con la versión del policía.

Por ello, la Fiscalía de Tránsito lo procesó y ordenó su detención preventiva, la cual la dictó el Juez. Permanece en el centro de choferes de la calle Cordero, en Quito.

Henry Leiva, abogado de Velasteguí, presentó el martes ante el juez de Tránsito, Andrés Zambrano, un recurso de casación para que su defendido sea liberado. “Hemos demostrado que queremos enfrentar y asumir nuestras responsabilidades dentro del proceso judicial. Por ello no creemos necesario que se mantenga detenido a mi defendido”.

El argumento no convenció a Zambrano y el jueves negó el pedido. Adujo que el caso provocó “gran conmoción social”. Es la segunda vez que el juez rechaza ese recurso.

Según Leiva, la decisión de la fiscal López de aplazar la audiencia complica la situación jurídica de su defendido, pues “no tenemos a qué atenernos. Nos niegan la casación y no se concreta el dictamen. En tanto, Velasteguí tiene que esperar detenido”.

Gonzalo Silva, abogado de la familia Emme, también fue crítico con la Fiscal a cargo del caso. “Cómo puede argumentar que no alcanzó a analizar el expediente, cuando tuvo 45 días para hacerlo”, refirió ayer en el Palacio de Justicia. “Lo que pasa es que está nerviosa, porque iba a absolver al policía y no iba a poder sostener su dictamen”.

Silva afirma que, de forma extraoficial, conoció que la Fiscalía iba a establecer como principal argumento la prueba de toxicología que el Instituto Nacional de Higiene Izquieta Pérez practicó al cadáver de la joven colombiana.

Allí se establece que ella tenía 0,89 g/litro de alcohol etílico en su sangre el día del accidente. La nueva Ley de Tránsito dice que el porcentaje máximo que una persona puede tener es 0,30 mg/litro en la sangre.

Otra prueba clave pudiera ser el testimonio de Cristian Sánchez. Según la Fiscalía, él fue el único testigo que observó todo el accidente y el primero en llamar a la central del 911.

En su declaración ante la Fiscalía, Sánchez sostuvo que mientras realizaba la llamada “regresé a ver al vehículo, el cual iba acercándose lentamente después del golpe. Avancé a ver al chofer y la mitad de la cara de una señora que se encontraba en el asiento posterior”.

Además que “el conductor era hombre; tenía contextura gruesa, era alto y con aspecto militar”.

María Elena Bedoya, madre de Natalia, insistió ayer en que el accidente fue observado por “todo el barrio” y que tienen más de 10 testigos que lo pueden confirmar. “Pero muchos de ellos tienen miedo porque los tienen amenazados y temen por su seguridad”.

En la Fiscalía se dijo que no existen denuncias formales de amenazas vinculadas, pero que de haberlas se las tramitará a través del sistema de protección de testigos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)