17 de June de 2012 15:47

El Día Mundial del Refugiado se celebró con un ciclopaseo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cerca de 200 ciclistas con camisetas azules arribaron a la Plaza Grande, en el centro de Quito, hoy por la mañana. La frase ‘Día Mundial del refugiado, échale pedal’ se leía en sus espaldas mientras esperaban la llegada del canciller Ricardo Patiño. El evento se realizó para exigir un mejor trato a las personas refugiadas que viven en el país. Padres y niños que se dieron cita se hidrataban en una carpa azul localizada en un extremo de la Plaza. A la cita ciclística asistieron ecuatorianos, colombianos, nigerianos, haitianos y otros turistas.

Bajo un intenso sol las madres cubrían a sus hijos con gorras y bloqueadores solares. En el flanco este de la plaza, los ciclistas transitaban entre los peatones y más asistentes. En el sitio los dialectos y modismos propios de cada nación no importaban, el propósito, según los convocados, era el mismo.

La turista Eliza R., asistió al evento. Ella llegó desde EE.UU. hace tres meses y aunque no domina el español explica que gusta de participar en estos actos sobre la concienciación en temas de apoyo a sectores en riesgo. En las inmediaciones del Palacio Arzobispal, le esperaban dos amigas para iniciar el trayecto en bicicleta hacia el norte de la ciudad. Los minutos transcurrían y los ciclistas sumaban un grupo más amplio. Un zanquero disfrazado de ‘chichicuilote’ encabezaba la marcha alentando a los presentes. Un colombiano, que llevó envases con fruta picada, explicó que ese personaje alegórico se refería a un ave nativa del país del norte. “Cuando niño, mi papá me regañaba con llamar al ‘chichicuilote’ si me portaba mal”, indicó el hombre mientras caminaba por la calle Venezuela.

[[OBJECT]]

En el otro extremo de la Plaza Grande, una familia de foráneos preguntaba a los organizadores y autoridades presentes en el evento sobre cómo podrían iniciar sus trámites para obtener la legalización de su estado como refugiados. ¿Por qué no se acerca a la Cancillería?, le cuestionaron al padre de aquella familia, Su respuesta fue que había asistido algunas veces a esa dependencia sin obtener una información clara.

En el trayecto, que culminó en el parque La Carolina, en el norte, se sumó el canciller Ricardo Patiño. En la meta, fueron recibidos por António Guterrez, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y más de 2 000 personas que participaban de una feria gastronómica y artesanal que complementó el festejo. Un concierto cerró la jornada por el Día Mundial del Refugiado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)