28 de June de 2010 00:00

‘Detrás del sicariato hay una red de economía paralela’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial

Álex Schlenker habla sobre las empresas que se crearon para contratar a los asesinos a sueldo

¿Por qué asegura que el sicariato no solo está vinculado al crimen organizado?

El asesinato por recompensa también es utilizado por los gobiernos para eliminar adversarios, denunciantes o personas que pudieran ser incómodas. Pensemos en el caso del embajador de Chile Orlando Letelier, que fue asesinado en Washington, por la dictadura chilena.

¿Por qué no se ha visibilizado esa arista del sicariato?Se enfoca la atención en el que perpetra el crimen y no en el autor intelectual. No se investiga a fondo y también es difícil hacerlo. Los sicarios son asesinados tras realizar el trabajo para que no puedan identificar al autor intelectual. Aunque ahora ya casi no existe relación entre el que comete y el que ordena el crimen.

¿Cómo actúan?

El sicariato ha adoptado muchas formas del capitalismo. Por ejemplo, hay oficinas que trabajan como tercerizadoras. Alguien llama a solicitar el asesinato y la tercerizadora se encarga de seleccionar al sicario adecuado.

¿Estas tercerizadoras están funcionando en Ecuador?

Es posible. En Colombia empezaron a trabajar para los capos del narcotráfico, sobre todo en Medellín, pero luego expandieron el radio de acción. Se dieron cuenta que en la sociedad había una gran demanda de ese servicio.

Las personas zanjan sus problemas con sicarios.

En lugar de discutir o dialogar se manda a matar a un familiar por la herencia o al vecino por un conflicto casero. Eso refleja que vivimos en una sociedad cada vez más intolerante. Los discursos políticos, subidos de tono, tienden a profundizar ese problema.

¿Cómo?

La oposición ahora no es constructiva, sino destructiva y por lo tanto hay de destruirla. Ese es el mensaje que se envía. Los medios de comunicación también hacen lo suyo fijándose solamente en la espectacularidad del crimen. Es decir, que los asesinos iban en moto, que le propinaron 10 balazos o que la viuda llora.

¿Cómo se debería abordar este tipo de temas?

Con periodismo de investigación. El reportero siempre tiene que preguntarse qué hay más allá del crimen o del asesinato y profundizar en los temas que aborda. Los estudios que he realizado sobre el tema dan cuenta de que detrás del sicariato hay una red de economía paralela.

¿Cómo funciona?

El sicario no puede salir en el día porque puede ser asesinado. Por lo tanto, subcontrata personas que hagan el trabajo de inteligencia para conocer, por ejemplo, las rutinas de la víctima. Las armas por lo general son alquiladas al igual que las motos y los sitios donde se esconde.

Si se conoce cómo actúan ¿por qué no se puede desarticular a las bandas?

El sicariato se reinventa todos los días. Existen nuevas formas de pago, de entrega de dinero, formas de ocultarse, etc. Eso es un limitante, pero puede ser detectado. El problema es que la presencia del Estado en otros rincones del país que no sean Quito, Guayaquil y Cuenca es escasa. La gente empieza a creer que un crimen es algo normal y no puede permitirse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)